El estadounidense Stan Kroenke llegó a un acuerdo para tomar el control total del Arsenal al comprar una participación al ruso Alisher Usmanov, un negocio que valora al club de la Liga Premier inglesa en cerca de 2.300 millones de dólares pero que enfureció a algunos hinchas del equipo londinense.

El acuerdo, que llega en un momento crucial para un equipo que comienza una nueva etapa sin el técnico Arsene Wenger por primera vez en 22 años, consolida a Kroenke en el elitista grupo de propietarios de clubes de fútbol de Inglaterra.

“El Arsenal sigue siendo demasiado importante como para ser propiedad de alguna persona”, reclamaron algunos aficionados

Sin embargo, los hinchas del Arsenal están preocupados de que Kroenke, que depende de un préstamo para financiar la mayor parte de la operación, no gastará lo suficiente en jugadores para competir de igual a igual con equipos como Chelsea, Manchester City o Paris St Germain, respaldados por dinero de Rusia, Emiratos Árabes Unidos y Qatar, respectivamente.

La transacción pone fin a un enfrentamiento entre Kroenke e Usmanov por el control total del club, pero generó la molestia de un pequeño grupo de accionistas independientes que se considera como una suerte de guardianes de un club que tiene 132 años de historia.

“The Arsenal Supporters’ Trust está totalmente en contra de esta adquisición”, dijo el grupo de aficionados. “El Arsenal sigue siendo demasiado importante como para ser propiedad de alguna persona”.

Kroenke, que evita en gran medida a los medios de comunicación, posee una serie de clubes deportivos en Estados Unidos, incluidos el equipo de baloncesto Denver Nuggets, el club de fútbol americano Los Angeles Rams y los Rapids de Colorado de la Major League Soccer.

Stan Kroenke posee ahora el 97 % de participación y comprará el resto a accionistas independientes en 29,000 libras por acción

Visto inicialmente con sospecha por el directorio del Arsenal, el empresario de 71 años comenzó a construir en 2007 su participación, al comprar lentamente paquetes de acciones a familias que habían administrado el club por generaciones.

Kroenke dijo el martes que Usmanov aceptó una oferta para comprarle su participación del 30 por ciento, la que se suma al 67 por ciento del que ya es dueño. Ahora comprará el resto a accionistas independientes en 29.000 libras por cada una de sus acciones: más que el salario promedio de un trabajador británico.

Usmanov, clasificado por Forbes como el décimo hombre más rico de Rusia con una fortuna de 12.500 millones de dólares, posee participaciones en algunas de las principales empresas de su país, entre ellas el operador de telefonía Megafon, el productor de mineral de hierro Metalloinvest y el grupo de internet Mail.ru.

Con información de www.lta.reuters.com