CJ de Mooi, estrella de Egghead, apareció este jueves en los tribunales para hacer frente a las acusaciones por asesinato y asalto, luego de que aparentemente confesara, en su autobiografía, haber matado a un drogadicto hace 30 años.

El campeón del concurso de la BBC describió matar al hombre en su libro, publicado el año pasado, después de que la víctima supuestamente trató de asaltarlo mientras dormía en las calles de Amsterdam.

La estrella, de 46 años, llegó este jueves al Tribunal de Magistrados de Westminster bajo su nombre real, Joseph Connagh, después de haber sido arrestado en virtud de una orden de detención europea el miércoles.

Connagh fue puesto en libertad bajo fianza, pero ahora podría enfrentar la extradición a los Países Bajos.

Las acusaciones salieron a la luz después de que escribiera en su autobiografía que en 1988 le dio un puñetazo a un hombre que se acercó a él con un cuchillo, y luego lo arrojó a un canal en Amsterdam.

El fiscal Brian Gibbins, dijo: “En la autobiografía el acusado alegó que, mientras vivía en Amsterdam, en 1988 podría haber matado a un drogadicto que estaba tratando de robarle por darle un puñetazo y arrojarlo a un canal. Se entiende que la persona tenía un cuchillo, se dijo que el acusado golpeó a su agresor en la cara, lo desarmó y lo tiró en el canal. En la orden emitida desde Amsterndam se le busca para más preguntas”

Sin embargo, Chris Stevens, en representación de Mooi, dijo que había una “gran cantidad de información perdida” de la orden. “Las palabras eran en su propio libro, la información proporcionada en ese libro”, dijo. “No parece ser víctima indicada en la solicitud, la fecha de nacimiento o incluso una dirección donde este asunto se llevó a cabo”.

Por otro lado, señaló que la investigación realizada por las autoridades holandesas se basó en “algo que podría haber sucedido” y que “podría decirse que sería autodefensa”. Asimismo, indicó que: “No hay nada que sugiera que las autoridades holandesas están en una posición para acusarlo de esto”.

De Mooi fue abordado por Scotland Yard para ser interrogado por la policía holandesa en febrero de este año, se dijo en la corte. Él accedió a ser interrogado, pero sólo si era “formalmente en un entorno de entrevista con la protección adecuada”. No oyó sobre el asunto de nuevo, dijo Stevens.

Y agregó: “Se ha continuado con su vida lo más normal, buscando trabajo y una carrera”.

De Mooi, en Caldicot, Gales, se opone a su extradición y fue puesto en libertad bajo fianza a aparecer en la corte el 28 de noviembre para una audiencia de extradición.

Se le ordenó pagar la seguridad £ 5,000 como condición bajo fianza y se le prohibió los viajes internacionales.

Noticia con información de: www.standard.co.uk