Herman Gordon, un estimado auxiliar de limpieza de la Universidad de Bristol se emociona y rompe en llanto tras conocer que los estudiantes recaudaron 1.500 libras esterlinas para que él y su esposa pudieran visitar a su familia en Jamaica.

Gordon, cuya “energía positiva” siempre contagia a los estudiantes, se quedó sin palabras después de recibir el dinero. El trabajador de 66 años reveló en el programa BBC Newsbeat la clave de su actitud positiva ante la vida: mantener alejadas las “vibraciones negativas”.

“Estos jóvenes están estudiando. No debe haber vibraciones negativas a su alrededor”, dijo. “Son agradables conmigo, les reconforto y los bendigo a todos”.

El dinero fue recaudado a través de la página JustGiving, en la que describieron a Gordon durante los 12 años que lleva trabajando en la universidad como “la felicidad personificada”. El dinero se recaudó a con el fin de financiar un viaje de una semana para que Herman y su esposa visiten a su familia en el Caribe. Más de 230 jóvenes hicieron su aporte a la causa.

Herman Gordon llegó al Reino Unido cuando tenía 15 años, en 1967, como parte de la generación Windrush, y hace cuatro años que no ha visitado a su familia en Kingston.

Según los informes, en julio también celebrará su 23º aniversario de bodas con su esposa Denise.

La nota que acompañaba el regalo a Gordon decía: “Nos gustaría agradecerte por toda la energía positiva que nos has transmitido a lo largo de estos años. Has iluminado muchos de nuestros días y queremos que sepas que te queremos y apreciamos”.

“Nos hemos unido para darte un regalo especial, es nuestra forma de agradecerte. Que tengas un excelente verano”.

Con información de www.huffingtonpost.com