Facebook prohibirá la publicación de avisos desde el extranjero que estén relacionados con el referéndum sobre el aborto en Irlanda, debido a temores de que grupos estadounidenses estén tratando de inmiscuirse en la campaña.

El próximo 25 de mayo los irlandeses participarán en un referéndum sobre si desean anular la prohibición constitucional al aborto, en una consulta popular que ha atraído la atención internacional.

Irlanda prohíbe las donaciones políticas extranjeras, pero la ley no abarca a las redes sociales. Grupos estadounidenses que se oponen al derecho de una mujer a decidir sobre el embarazo han estado comprando avisos en internet para la campaña en Irlanda.

Facebook explica que a partir de este martes “comenzaremos a rechazar anuncios relacionados con el referéndum si provienen de anunciantes fuera de Irlanda”.

La empresa está tratando de mejorar sus mecanismos de privacidad tras revelaciones de que la firma de mercadotecnia Cambridge Analytica usó datos de usuarios para enviarles anuncios políticos durante la campaña electoral de 2016 en Estados Unidos.

La compañía de medios sociales lanzó una herramienta de“visualización de avisos” en Irlanda que permite a los usuarios de la red ver todos los anuncios dirigidos por un anunciante, no solo los dirigidos a ellos.

Facebook también dijo que está probando un proceso que lo ayudará a garantizar que los anunciantes residan en el país donde se llevan a cabo las elecciones.