Daniel Flores, un cotizado receptor en el sistema de fincas de Medias Rojas de Boston, falleció este miércoles de complicaciones relacionadas al cáncer, según confirmó el equipo mediante comunicado de prensa. El prospecto de 17 años, era bateador ambidiestro, y estaba catalogado como el segundo mejor jugador en la clase internacional según la revista Baseball America. 

Flores, firmó con los Medias Rojas en Venezuela en este pasado verano por un bono de $3.1 millones. “No tengo palabras hoy“, dijo el vicepresidente y asistente del gerente de los Medias Rojas Eddie Romero en el comunicado. “Daniel era un joven impresionante con un potencial ilimitado, y su vida terminó demasiado temprano”. 

El adolescente margariteño que en julio sorprendió por su madurez y el enorme bono que le entregaron los Medias Rojas para asegurar su firma, murió por complicaciones derivadas de un cáncer, víctima de una metástasis y para luto del béisbol. 

“Todos quedamos en shock al conocer la trágica muerte de Daniel”, escribió Dave Dombrowski, presidente de Operaciones de Beisbol de los patirrojos, haciendo pública la consternación de esa organización a través de un comunicado oficial. “Ver cortarse la vida de un joven con tal provenir es una tristeza enorme pata todos nosotros. En nombre de los Medias Rojas, quiero manifestar nuestra más profunda condolencia a la familia de Daniel”. 

Aunque estaba a varios años de llegar a las mayores, Flores siempre fue alabado por los cazatalentos por su defensa detrás del plato, especialmente por la fortaleza de su brazo y su rapidez con la pelota. Se esperaba que fuese catalogado entre los cinco mejores prospecto en toda la organización de los Medias Rojas para la siguiente temporada. 

Flores fue señalado por Baseball America y MLB.com como uno de los tres prospectos internacionales más notables en el proceso de reclutamiento de 2017. Ningún scout dudaba de su potencial, mientras el chico hablaba de jugar en las Grandes Ligas durante una, dos décadas, y emular a las más grandes estrellas de la pelota nativa. 

Así lo describió Manny Padrón cuando, el 2 de julio, el moreno oriental saltó al campo rentado: “Es muy fácil de ver su madurez. Es muy poco común encontrar eso en un joven de 16 años de edad. Es súper profesional, educado, con tremendos valores. Todo el crédito para su familia y su academia”. 

El cáncer comenzó en el páncreas, informó el periodista Carlos Valmore Rodríguez. 

Noticia con información de: www.espn.com.ve, www.el-nacional.com