La Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) continúa una investigación sobre supuestos cantos discriminatorios entonados por los hinchas de la selección inglesa cuando esta enfrentó a Croacia en el Mundial de Rusia.

Según reportes de la prensa local, la ofensa ocurrió mientras se entonaba el himno God Save the Queen que tenía de trasfondo la canción No surrender, de Bruce Springsteen, un tema hostil que representa al grupo armado Ejército Republicano Irlandés.

Aunque el lema se escuchó en partidos anteriores del conjunto inglés, al parecer ahora fue mucho más efímero, pero igual de ofensivo para sus pares opuestos, quienes propiciaron la eliminación del conjunto de los Tres Leones en un reñido 2-1.

Ante esta derrota, al equipo dirigido por Gareth Southgate no le queda más remedio que disputar este sábado el tercer lugar contra Bélgica, en el Estadio Krestovski de esta ciudad.

Multa por promoción

Igualmente, el máximo ente del fútbol resolvió multar a Inglaterra y Uruguay por no cumplir un reglamento de marketing y medios de comunicación durante su participación en la Copa del Mundo.

“Varios miembros de la selección de Inglaterra continuaron divulgando una marca comercial no autorizada en su equipamiento deportivo antes y durante el partido de cuartos de final de la Copa del Mundo ante Suecia”, informó la FIFA en un documento difundido por la agencia Reuters. Ante esto la federación inglesa tendrá que pagar 70 000 francos suizos.

Se trataría de un caso similar que sucedió con las escuadras de Suecia y la finalista Croacia, donde hubo futbolistas que usaron tobilleras y consumieron bebidas, cuyos logos no pertenecían a las marcas patrocinadoras de la Copa del Mundo.

Por su parte, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AFA) deberá desembolsar 50 000 francos suizos por similar falta y además porque la selección charrúa llegó tarde a uno de sus encuentros.

Con información de www.prensa-latina.cu y www.larepublica.pe