El film del cineasta de ascendencia latina Julio Hernández Cordón, Cómprame un Revólver, tuvo su estreno mundial en el mejor marco posible, la edición 71 del Festival de Cannes. El anticipado espectáculo se estará desarrollando en Francia hasta este sábado 19.

Cómprame un Revólver forma parte de la Quincena de Realizadores, un evento paralelo al Festival que llegó a su edición 50.

El largometraje, que en su mayoría cuenta con actores no profesionales, fue elaborado a manera de crítica a lo que el narcotráfico le hace al país y a sus individuos. “Es una historia de resistencia”, aseguró Hernández Cordón, “lo que está pasando en México es un acto de resistencia de toda la sociedad civil”, añadió.

Julio Hernández Cordón, quien también dirigió “Te Prometo Anarquía”, “Polvo” y “Gasolina”, culpó a Estados Unidos (de donde es originario) del daño que está haciendo el tráfico de drogas en México.

“Estados Unidos nos tiene inundados de armas y balas, por algo que no se consume realmente en México”, y manifestó su deseo de que con historias de este tipo las nuevas generaciones finalmente “puedan decir basta” a este flagelo.

DE QUÉ TRATA

La película trata de un padre (Ángel Leonel Corral), adicto al ‘crack’ y empleado en un terreno de béisbol donde batean armados hasta los dientes una banda de narcotraficantes. Él obliga a su hija de 10 años a llevar una máscara para esconder su género y a desplazarse con una cadena atada al pie para evitar que la secuestren. Lo que sucede luego es un reflejo sobre cómo operan las bandas en México, sembrando gratuitamente la muerte desde la actitud todopoderosa que infunde llevar un arma, reseñó AFP.

Cómprame un revólver es uno de los 20 filmes seleccionados para la Quincena de Realizadores, sección no competitiva de Cannes.