Firmino, delantero del Liverpool y de la selección brasileña de fútbol, se mostró irritado por las declaraciones del defensor del Real Madrid Sergio Ramos sobre la final de la Liga de Campeones. “Me pareció una idiotez de su parte, pero está todo bien”, dijo en rueda de prensa.

Ramos rechazó el martes las acusaciones de que lesionó de manera deliberada al delantero del Liverpool Mohamed Salah en la final de la Champions y aseguró que está siendo injustamente señalado como un villano.

“El portero dice que estaba conmocionado por un choque conmigo, sólo falta que Firmino diga que estaba resfriado porque le cayó una gota de sudor mía”, sostuvo el también defensor de la “Roja”.

La UEFA anunció el pasado 30 de mayo que no emprendería acciones contra Sergio Ramos por el codazo que le propinó al guardameta del Liverpool, Loris Karius, minutos antes del primer gol del Real Madrid en la final de la Champions.

Con la mente en Brasil 

Brasil, uno de los candidatos a ganar el Mundial, viene de vencer 2-0 a Croacia en un amistoso con goles de Neymar y Firmino, que pelea por un puesto como titular con Gabriel Jesús, delantero del Manchester City.

“Los dos estamos pasando por un momento excelente (…) él hizo una excelente temporada y yo también, y la selección va a ganar con esa competencia”, dijo Firmino.

Estoy viviendo mi mejor temporada (…) cada año que pasa vengo evolucionando mentalmente y el resultado se nota en el campo de juego”, agregó.

Brasil enfrentará el fin de semana a Austria en su último partido antes del debut mundialista contra Suiza el 17 de junio por el Grupo E, en el que también chocará con Costa Rica y Serbia.

Con información de www.lta.reuters.com