Las autoridades sanitarias de Francia anunciaron este lunes la retirada del mercado de los quesos reblochon, los cuales produce la marca “Chabert”, en Alta Saboya, sureste del país, luego de que la semana pasada se identificaran siete casos de infección grave en niños por la bacteria Escherichia Coli.

La medida sobre “Chabert” se suma de esta manera a la tomada el pasado viernes sobre los quesos de “Nos régions ont du talent”, ambas marcas distribuidas por los supermercados Leclerc, uno de los líderes del sector en Francia.

De acuerdo a las autoridades galas, siete infantes presentan esta intoxicación gastrointestinal -seis de ellos con síndromes hemolíticos y urémicos-, por una infección ligada directamente a la ingesta de este queso blando producido con leche cruda, típico de Saboya.

Se trata de otra decisión preventiva, tomada después del avance de las investigaciones este fin de semana por parte del Instituto Pasteur y el hospital pediátrico Robert Debré.

Las autoridades aconsejaron a los consumidores que no tomen los lotes de este reblonchon (marca sanitaria FR 74.096.050 CE) comercializados a partir del 21 de enero, y que acudan a su médico si sufren diarreas con sangrado, dolores abdominales y vómitos, indicando que podría estar en relación con esta intoxicación.

Asimismo, indicaron que por precaución los niños, mujeres embarazadas y personas inmunodepresivas no deberían tomar quesos a base de leche no pasteurizada.

A principios de este año, se registró otro caso similar que acabó en escándalo cuando cerca de 40 niños, en su mayoría menores de 6 meses, resultaron infectados por salmonelosis debido a la ingesta de la leche en polvo de la marca Lactalis.

El brote afectó a lotes distribuidos en España, donde se detectaron dos casos de bebés infectados en Bilbao (norte).

Entonces, algunas de las familias de los enfermos se querellaron contra los supermercados Auchan y Leclerc por no haber retirado los lotes afectados, pese a que habían sido identificados.

Noticia con información de: La Vanguardia