Nasar Dagga, presidente de la fundación CLX, dio a conocer un nuevo proyecto junto a su aliado Sansumg Venezuela, que tiene como objetivo continuar promoviendo la formación en tecnología, redes sociales y atención al público de 2,250 trabajadores directos e indirectos a nivel nacional, costeando la educación y gastos personales de los beneficiados.

“Este país tiene mucha gente capacitada en el área tecnológica que merece apoyo, de ahí esta loca idea de hacer una fundación en la que se puedan demostrar esas destrezas, ampliando así más oportunidades laborales dentro de nuestra compañía”explicó Dagga.

El fin de la fundación consiste en educar sobre el uso correcto de redes sociales y de motivar a sus trabajadores a laborar por el país: “Queremos seguir haciendo país, queremos generar más fuentes de empleo y poco a poco construir la Venezuela que queremos desde el respeto. Últimamente las redes sociales se han usado para promover antivalores, críticas destructivas y sentimientos negativos, eso es lo que queremos cambiar”.

Noticia con información de: el-nacional.com