En lo que va de año, la Fundación para la Diabetes ha concedido 120 becas destinadas a facilitar la asistencia de niños y jóvenes con diabetes a los campamentos de verano con educación diabetológica, organizados por las asociaciones de personas con diabetes de todo en España, la mayoría de ellas miembros de la Federación Española de Diabetes (FEDE).

Además de disfrutar de sus vacaciones, el objetivo de estos campamentos es que los menores aprendan a controlar y convivir con su diabetes. En un contexto lúdico y divertido, los chavales se relacionan con otros niños y niñas en su misma situación lo que les permite el intercambio de experiencias. Se ha comprobado además que en estos campamentos los menores adquieren una mayor autoestima y autonomía, que les ayuda a asumir y a aceptar su enfermedad. Los niños aprenden a desenvolverse y defenderse de manera autónoma sin la ayuda de sus padres, ya que a menudo viven una ‘sobreprotección’ familiar.

Este año, la Fundación para la Diabetes ha contado con el apoyo de Novo Nordisk y la Federación de Clubes de Leones y, por primera vez desde su lanzamiento, con el de la Federación Española de Diabetes (FEDE) y Nestlé Health Science.

Los cuidadores de los niños, profesionales de distintas disciplinas

Los campamentos cuentan con profesionales de distintas disciplinas: monitores de tiempo libre, médicos, profesionales de enfermería, dietistas, etc., formados para diseñar y dirigir actividades para este colectivo y que trabajan de forma coordinada para ofrecer el mejor servicio y atención a los niños con diabetes.

La diabetes es la segunda enfermedad crónica más frecuente en la edad pediátrica. Cada año se diagnostican más de 1.500 nuevos casos de diabetes tipo 1 en nuestro país. Sin duda alguna, la adaptación a esta nueva situación, que acompañará al niño durante toda su vida, requiere una amplia información, un arduo período de adaptación y un aprendizaje continuo, tanto para los padres como para el niño. Su diagnóstico supone un gran impacto y conmoción por la reacción emocional que produce tener conocimiento de que se padece una enfermedad incurable y por los ajustes en el estilo de vida que impone esta enfermedad.

Noticia con información de: www.canaldiabetes.com