El co-fundador de un centro de juegos para niños en Inglaterra admitió haber filmado a niñas desnudas después de sus clases de natación, según un tribunal.

El ex director de Eddie Catz, Darren Johnson, admitió haber usado “mirillas” para filmar a las niñas en aseos y vestuarios en un centro de ocio para niños.

Se desconoce el número total de víctimas, pero un oficial de policía involucrado en el caso le dijo a la BBC que podrían ser hasta 40.

Darren Johnson, del suroeste de Londres, admitió cinco cargos de voyeurismo durante un período de 12 años.

Darren fue atrapado originalmente por sus crímenes después de que dos niñas de 14 años notaron su teléfono con cámara debajo del cubículo adyacente a donde se estaban cambiando y le dijeron a los miembros del personal.

La fiscal Lauren Sales dijo al tribunal que las imágenes de CCTV tomadas desde el centro, muestran claramente a Darren “acechando a los niños en el lugar”.

Ella le dijo a Kingston Crown Court: “Asistió al centro de ocio cuando las escuelas tenían clases de natación. Él subió a la piscina, vio a las niñas usar las instalaciones, las dirige al área de la ducha … y usa el cubículo junto a ellas”.

Darren ha renunciado desde su posición en Eddie Catz.

Su abogado defensor, Tom Williams, también emitió una declaración en nombre de Darren:

“Realmente lamenta lo que ha hecho y ha efectuado todo lo posible por abordar esas cosas en su vida que lo llevaron a un lugar extremadamente oscuro en ese período”.

Darren Johnson sería sentenciado este miércoles.