Guatemala despertó el lunes en medio del dolor por la muerte de decenas de personas tras la violenta erupción del Volcán de Fuego, uno de los más activos de Centroamérica, que ha dejado al menos 38 fallecidos y un número indeterminado de desaparecidos. Imágenes de la catástrofe fueron capturas por un dron y difundido en YouTube.

Dolor, incertidumbre y un sentimiento de impotencia absoluta privan entre los supervivientes de la violenta erupción del Volcán de Fuego. La explosión deja también un número no determinado de desaparecidos que sus familiares pretenden encontrar volviendo al lugar donde residían.

Según los expertos, la explosión registrada poco antes del mediodía del domingo fue la más violenta en 40 años. Como se puede ver en el video en YouTube, la erupción, tomó por sorpresa a los residentes en la zona y levantó una enorme columna de humo y ceniza que cubrió varias poblaciones.

En la aldea de San Miguel Los Lotes, ubicada al sur de la capital de Guatemala, los rescatistas localizaron el domingo 18 cadáveres, explicó David de León, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED).

El afán, no obstante, enfrenta problemas. Por evidentes razones de seguridad, los cuerpos de socorro, con el apoyo del Ejército y la Policía de Guatemala, han establecido un cordón de seguridad en los alrededores del cono, que impide el paso a los lugareños. Solo pueden ingresar los socorristas y periodistas debidamente identificados. Si bien la fase crítica de la erupción ha remitido, ello no significa que no pueda reactivarse en cualquier momento, en palabras del director de Vulcanología, Eddy Sánchez, quien recuerda que la violenta erupción de este domingo es la más fuerte registrada por el cono desde 1974.

El Volcán de Fuego entró en erupción poco antes del mediodía y a las 02:00 p.m. (hora local) se ordenó el cierre del aeropuerto internacional de la capital por la ceniza y, alrededor de las 04:00 p.m., el flujo piroclástico, una mezcla de agua y lodo hirviendo que bajaba del volcán, comenzó a descender por las laderas del volcán.

Tras el paso de la nube de polvo, que llegó poco antes de la correntada de escombros, se produjeron escenas apocalípticas. Los socorristas rescataban cadáveres cubiertos por una especie de polvo, que los dejó como si fueran estatuas.

 

Noticia con información de: elpais.com, elcomercio.pe