El príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle hicieron este martes su primera aparición pública tras la espectacular boda real celebrada el sábado en Windson, en el castillo de San Jorge.

El duque y la duquesa de Sussex se pasearon por los jardines de palacio en una celebración previa a los 70 años que cumplirá el príncipe Carlos de Inglaterra en noviembre próximo.

Meghan lució radiante con un vestido color rosa pálido de Goat, mientras que Harry siempre sonriente llevó un look sobrio. Ambos acompañaron a Carlos y a Camila Parker, duquesa de Cournalles.

Entre los invitados estuvieron miembros de organizaciones sociales y caritativas relacionadas con el príncipe Carlos, heredero al trono de la Reina Isabel II. También hubo militares y miembros de los servicios de emergencia que ayudaron a las víctimas del atentado de Mánchester, que dejó la cifra de 22 muertos en esta ciudad del norte de Inglaterra hace un año, el 22 de mayo de 2017.

En su discurso Harry habló sobre el trabajo de su padre y afirmó que: “su entusiasmo y energía son verdaderamente contagiosos”.

Antes, los duques de Sussex dieron las gracias a quienes festejaron el sábado su boda -aproximadamente más de 100.000 personas en las calles de Windsor-, coincidiendo con la difusión de las fotos oficiales.

“El duque y la duquesa de Sussex quieren dar las gracias a todo el mundo que tomó parte en las celebraciones de su boda el sábado”, dijo el palacio de Kensington en un comunicado oficial.

Todavía se ignora el destino de los duques para su luna de miel. La exactriz Meghan Markle rompió los esquemas de la monarquía por ser actriz, divorciada, tres años mayor que el príncipe (ella tiene 36 y él 33) y además por ser la primera mujer de familia de color en unirse a la familia real.

 

Meghan radiante y muy natural

(Noticia con información de hola.com / elcomercio.pe /AFP)