H&M ha revelado que está ampliando su tallaje en el Reino Unido después de recibir varias quejas por parte de sus clientes que no han conseguido adaptarse a las tallas de su ropa. El gigante minorista sueco se ha enfrentado, durante años, a críticas generalizadas de varios compradores quienes demostraron que el tamaño de sus prendas, de una misma talla, era más pequeña que el de otras cadenas low cost.

Ante esta evidencia, H&M ha anunciado que está actualizando su tamaño para ajustarlo a las medidas estándar del Reino Unido. Los cambios han comenzado con los stocks de tiendas físicas y se extenderán para su oferta online.

El gigante sueco de la moda acaba de responder de manera tajante a la polémica entorno a sus tallas de ropa para mujer anunciando que hará un cambio en todo su tallaje. Según informan medios ingleses como The Guardian, hasta ahora una talla 36 (8 en el Reino Unido) era en realidad una más pequeña, es decir, una 34 (6 según la escala británica). De esta manera, las mujeres que acostumbraban a comprar una 38 en la mayoría de tiendas low cost, en H&M tenían que hacerse directamente con una 40.

Esto ha acabando generando frustración entre muchas de sus compradoras habituales y las quejas no han tardado en llegar a las redes sociales. La carta abierta publicada en Facebook el pasado mes de marzo por un de sus clientas, Rebecca Parker, ha sido la encargada de desatar la polémica. En su post, cuenta como, a pesar de llevar una 42, no consiguió que los pantalones vaqueros que se estaba probando de esa misma talla le “subieran más allá de la primera pierna”.

Parker otorga toda la culpa a la firma, que “no está haciendo pantalones para mujeres con la talla 432”. Además critica la hipocresía de la firma, que es capaz de vender “un estuche donde pone # GRLPOWER o una camiseta en la que se puede leer SISTERHOOD” y se pregunta “¿Cómo pueden esperar que las mujeres se sientan empoderadas si la ropa que intentan vender hace todo lo contrario?”.

La versión británica del Huffington Post ha hecho público el comunicado de un portavoz de H&M, en el que responden a las críticas recibidas durante estos últimos días. “Hemos tomando pautas para cambiar nuestras medidas de las tallas de ropa de mujer para estar en línea con el tamaño del Reino Unido. Así, por ejemplo, una talla 12 ahora será una talla 10” informaban desde la marca.

Anteriormente le había escrito a H&M: “Mientras pensaba en ello y en los pantalones vaqueros, me di cuenta de que no fue mi fracaso el que me impidió ponerme un par de pantalones, sino el suyo. “Estoy muy orgullosa de mi cuerpo. Estoy completamente satisfecha con mis caderas grandes y los muslos blandos, muchas gracias. Cuando probé vuestros jeans, me sentí molesta y frustrada. Esos jeans claramente no están hechos para una mujer que tiene una talla 14“.

 

Noticia con información de: www.lavanguardia.com, www.woman.es