Sir Jim Ratcliffe, el hombre más rico de Reino Unido, poseedor de una fortuna de más de 23,500 millones de euros, ha decidido hacer las maletas y emigrar a Mónaco.

Este hecho tendría menos valor informativo de no ser porque es una de las personas más influyentes que ha defendido a capa y espada el Brexit. En reiteradas ocasiones ha manifestado su deseo de que Reino Unido debía abandonar la Unión Europea para obtener mejores beneficios económicos.

“Tenemos un decente juego de cartas, Londres es uno de los centros financieros clave y eso no va a cambiar”, decía Ratcliffe después de que se produjese el referéndum  del Brexit.  Ahora, según The Telegraph, vivirá en el fabuloso paraíso fiscal que es Mónaco. Menos tributación y menor carga fiscal.
Uno de los motivos por los que el multimillonario hará las maletas es que el principado no cobra impuestos anuales a la propiedades o a las ganancias, por lo que su fortuna podrá descansar sin que Hacienda meta mano.
Hace ocho años el empresario ya movió a Ineos, su empresa, de Reino Unido a Suiza para obtener mejores beneficios fiscales. No obstante, seis años después volvió a mudar a su empresa hacia las islas después de que se aprobase una legislación mucho más laxa. Ahora es él el que hace las maletas.

No obstante, parte de él si que se queda ya que ha decidido que, de momento, Ineos siga operando desde Reino Unido. En las calles de Mónaco, por tanto, se encontrará a varios de sus compatriotas que también han hecho las maletas recientemente como es el caso del multimillonario de Philip Green.

La marcha a Mónaco también ha generado una gran controversia ya que hace apenas dos meses que la reina Isabel le concediese la medalla de Caballero del Imperio Británico (distinción de Sir).

Noticia con información de: www.elespanol.com