El huracán Bud se fortaleció el lunes a categoría 3 en aguas del Pacífico mexicano a unos 380 kilómetros al suroeste del puerto de Manzanillo, en el estado de Colima, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).

Con vientos máximos sostenidos de 185 kilómetros por hora (kph), Bud se desplazaba hacia el noroeste a una velocidad de 17 kph y los meteorólogos pronosticaban un leve viraje el martes al norte-noreste en dirección a la Península de Baja California, donde impactaría el fin de semana como tormenta tropical.

El huracán causaba fuertes lluvias y oleaje elevado en la costa occidental de México.

“Es posible un fortalecimiento adicional hoy, pero el martes temprano está previsto que comience una tendencia de lento debilitamiento”, dijo un boletín del CNH.

El pronóstico de ciclones tropicales para este año indica 32 sistemas, cuatro por arriba del promedio; 18 ciclones por el Océano Pacífico y 14 fenómenos por el Atlántico

Bud produciría acumulaciones de lluvia de 3 a 6 pulgadas en gran parte del suroeste de México, con cantidades máximas de 10 pulgadas el martes por la tarde. Estas precipitaciones podrían causar inundaciones repentinas y aludes que pongan en peligro la vida, alertó el centro.

Temporada de ciclones 2018

El pronóstico de ciclones tropicales para este año indica 32 sistemas, cuatro por arriba del promedio; 18 ciclones por el Océano Pacífico y 14 fenómenos por el Atlántico. La temporada inició oficialmente el 15 de mayo en el Océano Pacífico Oriental, el 1 de junio en el Pacífico Central, estos finalizarán el 30 de noviembre de 2018 en ambas zonas.

El 7 de mayo se anunció la primera formación de la temporada, la depresión tropical Uno-E, el 31 de mayo se comenzó a monitorear un nuevo fenómeno “Aletta”, que alcanzó el grado de huracán (el primero de la temporada) el 7 de junio. Mientras que los servicios meteorológicos se percataron de “Bud” el 4 de junio pero llegó al estatus de huracán el 9 de junio.

Con información de www.lta.reuters.com y www.expansion.mx