La marca japonesa de vehículos INFINITI, anunció una donación de $1,160,680 dólares a organizaciones de caridad como parte de la asociación corporativa de la marca con la NCAA y la Asociación Nacional de Entrenadores de Baloncesto (NABC por sus siglas en inglés).

Al respecto, Phil O’Connor, Director de Comunicaciones de Marketing y Medios de INFINITI Americas, presentó los cheques a las filantrópicas ganadoras en las oficinas centrales de INFINITI en América del Norte.

La NCAA es una asociación por membresía sin fines de lucro, dirigida por colegios y universidades, comprometida a apoyar oportunidades académicas y deportivas para más de 450,000 estudiantes atletas en más de 1,000 colegios y universidades miembros en Estados Unidos.

Deportes

INFINITI donó $349,000 dólares adicionales a varias organizaciones benéficas seleccionadas individualmente por los entrenadores masculinos de baloncesto de la División I de la NCAA, a través del Desafío Caritativo de entrenadores INFINITI, en el cual, los fanáticos votaron por sus entrenadores favoritos en las redes sociales y en línea. El entrenador en jefe Dave Rose de la Universidad Brigham Young (BYU por sus siglas en inglés) ganó el desafío, y $100,000 dólares fueron donados al Centro Simmons para Investigación del Cáncer en BYU.

Por otro lado, INFINITI donó $700,000 dólares a través del CBS Round-by-Round Bracket Challenge, durante March Madness, en donde se alentó a más de 14 millones de fanáticos a participar.

“Por octavo año consecutivo, INFINITI se enorgullece de apoyar a NABC, NCAA y Coaches vs. Cancer, al reunir a fanáticos, entrenadores y jugadores en la lucha contra el cáncer”, comentó O’Connor. “Nos sentimos honrados de ser parte de March Madness y aprovechar la oportunidad para donar a una causa muy importante”.

Investigación sobre el cáncer
La empresa también fue anfitriona de su tercer juego anual de Hardwood Heroes. Compuesto por dos equipos de sobrevivientes de cáncer, cada uno dirigido por entrenadores legendarios de la NCAA, el juego comenzó el fin de semana de Final Four en el Alamodome para crear conciencia sobre la investigación del cáncer. El equipo entrenado por Jim Calhoun, junto con el entrenador asistente Shelley Smith, anotó tres puntos más que el equipo dirigido por Bo Ryan, con la asistente del entrenador Kayce Smith, pero todos fueron ganadores en este juego tan inspirador.

Fuera del Alamodome, INFINITI presentó el Charity Stripe Challenge en Tailgate Plaza, una actividad de recaudación de fondos durante el fin de semana del Final Four. INFINITI donó $74,180 para Coaches vs. Cancer a través de un concurso de tiro libre con los fanáticos.

INFINITI comenzó su asociación con la NCAA en 2009, y desde entonces ha donado más de $8 millones de dólares a diferentes organizaciones de caridad.

Noticia con información de: hardwareviews.com