Este miércoles, la agencia que se encarga de las autopistas en Inglaterra, Highways England, informó de que tiene previsto revisar las estructuras de puentes, túneles y viaductos de la región británica como “medida de precaución” tras el derrumbe de un puente en Génova (Italia) que causó 43 muertos el 14 de agosto.

“No hay nada que nos indique que podríamos tener algún puente con ese tipo de problemas”, recalcó el director ejecutivo de la agencia, Jim O’Sullivan, a la cadena BBC Radio 5.

Highways England es responsable de unas 20,000 estructuras repartidas en la red de carreteras inglesa, muchas de las cuales comparten el mismo diseño, declaró O’Sullivan.

A lo largo de los próximos tres meses, los expertos revisarán el diseño de esos puentes y túneles, en lugar de inspeccionar cada uno de ellos de forma individual, y dedicarán otros 18 meses a poner en práctica los eventuales cambios que sugieran los técnicos.

Al ser cuestionado por si existe posibilidad de que un puente se venga abajo en Inglaterra, tal como ocurrió hace dos semanas en Italia, el responsable de la agencia respondió que no.

“En primer lugar, no tenemos ningún puente con un diseño similar. En segundo término, el régimen de mantenimiento aquí en el Renio Unido es muy bueno”, argumentó.

“Muchas de las personas que trabajan en Highways England, en nuestra cadena de suministros, son considerados como líderes mundiales en mantenimiento de puentes, así que tenemos confianza en lo que hacemos”, afirmó.

Noticia con información de: elcomercio.pe