Inglaterra, el creador del fútbol que se coronó en 1966, y Croacia, de corta historia en los mundiales, se citarán este miércoles en Moscú en la segunda semifinal de Rusia 2018, un partido entre un equipo letal en la táctica fija y otro eficaz en la posesión.

Esta semifinal de la Copa Mundial de la FIFA™ llevaba décadas fraguándose. Ambas selecciones han aguardado pacientemente a que llegara su turno, tras sufrir sus respectivas desilusiones en las ediciones posteriores a su última presencia en la penúltima ronda. Croacia ‘solo’ tuvo que esperar 20 años (semifinalista en Francia 1998), mientras que Inglaterra había alcanzado por última vez las semifinales hace 28 años, en Italia 1990.

De hecho, este primer enfrentamiento mundialista entre croatas e ingleses deparará un resultado histórico. Croacia cayó derrotada por el país anfitrión en Francia 1998, lo que significa que nunca ha accedido a una final de un Mundial. Entretanto, los Tres Leones solamente han disputado una final, cuando levantaron su único Trofeo de la Copa Mundial hace más de medio siglo (en su país en 1966).

El técnico Gareth Southgate ha hecho de Inglaterra un equipo balanceado, sin una megaestrella que eclipse a los demás, pero lo mejor de su tarea ha sido volver a las fuentes con el estilo que a los Pross le dio dividendos en el pasado: la pelota detenida y el juego aéreo.

Ocho de los 11 goles ingleses en Rusia nacieron en acciones con balón parado, bien desde un córner, un tiro libre o un penal. Y cinco del total de dianas se concretaron de golpe de cabeza.

El seleccionador, de 47 años, tiene a todas sus piezas disponibles, por lo que repetiría la misma formación que derrotó a los escandinavos el pasado sábado en Samara, con Kane y Raheem Sterling en el frente de ataque, y abastecidos por Dele Alli y Jesse Lingard.

Ambos combinados se han ganado a pulso su plaza con valientes actuaciones. Croacia ha sobrevivido a dos agotadoras y épicas eliminatorias de 120 minutos, imponiéndose en dos angustiosas tandas de penales a Dinamarca y al país anfitrión. La nueva generación dorada croata se precia de un juego fluido, con rápidas transiciones, pero su arma de ataque es la posesión y circulación de la pelota, un estilo que no es precisamente el más característico de los países de los Balcanes.

Los ‘Tres Leones’ ganaron su boleto a disputar la penúltima fase al vencer 2-0 a Suecia, mientras que los ajedrezados lo encontraron en los penales al eliminar al elenco anfitrión con un 4-3 luego de un dramático empate 2-2 en 120 minutos.

Los ingleses, con su cañonero Harry Kane dominando la tabla de goleadores con 6 dianas, vuelven a la penúltima fase de una Copa del Mundo 28 años después de alcanzarla en Italia 1990 con Gary Lineker como abanderado.

 

¿Sabías que…?

Casi tres cuartas partes de la plantilla de Inglaterra en Rusia 2018 (17/23) aún no habían nacido la última vez que Inglaterra jugó una semifinal mundialista (el 4 de julio de 1990); incluido Danny Rose, que nació solo un día después de la victoria inglesa sobre Camerún en los cuartos de final de Italia 1990.

Entretanto, el jugador más joven de la plantilla de Croacia en Rusia 2018 (Duje Caleta-Car) solo tenía 1 año y 9 meses de edad cuando los Vatreni disputaron sus únicas semifinales anteriores (8 de julio de 1998).

 

Alineaciones probables

Croacia: Danijel Subasic; Sime Vrsaljko, Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinic; Ivan Rakitic, Marcelo Brozovic; Ante Rebic, Luka Modric, Ivan Perisic; Mario Mandzukic

 

Inglaterra: Jordan Pickford; Kyle Walker, John Stones, Harry Maguire; Kieran Trippier, Dele, Jordan Henderson, Jesse Lingard, Ashley Young; Raheem Sterling, Harry Kan

 

Noticia con información de: es.fifa.com, elcomercio.pe