Michael Oliver se hizo famoso de forma involuntaria, por el encuentro Real Madrid – Juventus en el que un penalti a favor del equipo merengue, señalado por el colegiado en el añadido, generó más que polémica. Transformado por Cristiano Ronaldo, supuso que el encuentro no necesitase llegar a la prórroga, quedando clasificado el Real Madrid, pero las dudas en torno a la jugada generaron un gran debate entre los que estimaban que Benatia había cometido falta sobre Lucas Vázquez y los que no.

De igual manera, se cuestionó que quizá Oliver no era el árbitro adecuado para un encuentro de tal magnitud teniendo en cuenta que nunca antes había arbitrado un partido de cuartos de final de la Champions League. Sin embargo, en Inglaterra parecen tenerle en gran consideración, ya que a pesar de la polémica comentada, Oliver será el encargado de pitar la final de la FA Cup entre Chelsea Manchester United (19 de mayo) tal y como se anunció este martes.

Junto a Lee Betts, Ian Hussin y Lee Mason, Michael Oliver será quien dirija la final.

“Me sentí muy orgulloso cuando recibí la llamada. Esta oportunidad solo llega una vez en la carrera de un entrenador. Es curioso, porque la final de 1994 entre Manchester United y Chelsea es la primera que recuerdo haber visto“, declaró.

La Federación otorgará a cada equipo un total de 28,000 entradas, lo que representa casi un 80% de la capacidad de Wembley (fondo este para el Chelsea y fondo oeste para el Manchester United). El precio será desde 50€ la más barata a 165€ la más cara.

En esta edición se enfrentarán el Chelsea, después de ganar 2-0 al Southampton este domingo, y el Manchester United, tras ganar 2-1 al Tottenham el sábado. Mientras que los londinenses buscan su octavo título de Copa, los de Manchester ya tienen doce.

 

Noticia con información de: www.mundodeportivo.com y as.com