Los trabajos de excavación para la construcción del Thames Tideway Tunnel de Londres, un proyecto de 25 kilómetros clave para la modernización de la red de alcantarillado de la ciudad y en el que participa Ferrovial, comenzó en su sección central con la perforación de los 53 primeros metros.

“Millicent” y “Ursula”, que es el nombre de ambas tuneladoras en honor a dos mujeres pioneras que vivían y trabajaban en Londres, cerca de Tideway, han iniciado ya los trabajos de perforación en Kirtling Street, cerca de la central eléctrica de Battersea, según ha señalado la compañía promotora de esta infraestructura.

El consorcio formado por Ferrovial Agroman y Laing O’Rourke se adjudicó en 2015 la construcción del tramo central de esta nueva infraestructura para el sistema de alcantarillado de Londres por un importe superior a los 854 millones de euros al cambio actual (746 millones de libras).

Con 12,7 kilómetros de longitud, se trata del tramo más largo de los tres en los que se divide el túnel.

El contrato adjudicado a Ferrovial y a Laing O’Rourke también incluía la construcción de 8 pozos de entre 42 y 62 metros de profundidad, 6 túneles de conexión, alcantarillas, cámaras de interceptación y de válvulas.

La construcción del Thames Tideway Tunnel, que abarca en su conjunto una inversión de 4.800 millones de euros (4.200 millones de libras), evitará el vertido de aguas residuales no tratadas en el río Támesis, frenando el desbordamiento que se produce actualmente en 34 puntos de la red de alcantarillado londinense.

Está llamado a ser, por tanto, fundamental en la modernización de la red de alcantarillado de Londres, que debe hacer frente a las demandas de la creciente población de la capital británica.

Según ha señalado el director de operaciones de Tideway, Mark Sneesby, el inicio de los trabajos de perforación con estas dos máquinas perforadoras marca un hito para el proyecto.

De acuerdo con la información facilitada por Ferrovial hace tres años, estaba previsto que el proyecto comenzase en 2016 y que se completase en siete años.

Noticia con información de: La Vanguardia