Un dispositivo con forma de gorro que evita la caída del cabello durante la quimioterapia, ya está disponible y a la venta en el Sur de Florida en EE.UU.

Este es uno de los efectos secundarios de la quimioterapia, más temido por las pacientes que padecen cáncer debido a las implicaciones estéticas a las que conlleva la pérdida del cabello para las mujeres.

El dispositivo de silicona forma parte de un innovador tratamiento que se le practica en la actualidad a las pacientes con cáncer de mama en el Centro de Cáncer Integral Mount Sinai, en Miami Beach.

El gorro contienen un sistema especial de enfriamiento para el cuero cabelludo y “cuenta con una etapa de ajuste de enfriamiento hermética de silicona que se coloca directamente en la cabeza y un tapón de neopreno exterior que aísla y protege el tapón de silicona”, según reseña el Nuevo Herald.

gorro-cusme

Solo ha sido aprobado para pacientes con cáncer de mama

La Administración de medicamentos y Alimentos ya aprobó el uso de este innovador gorro pero solamente para las pacientes que reciben quimioterapia contra el cáncer de mamas.

El dispositivo está conformado por “Es una máquina que va unida a un gorro de silicona que interiormente funciona a 32 grados Fahrenheit para dar frío. Este gorro se usa para enfriar el cráneo y los folículos del pelo. Disminuye el flujo de la sangre, los vasos sanguíneos, en el cuero cabelludo y al enfriarse los folículos del pelo no penetran tantos químicos y por eso no se cae el cabello y los químicos tampoco entran en el cráneo”, explicó Dra. Elisa Krill-Jackson, médico oncólogo especialista en cáncer de seno del Centro de Cáncer Integral Mount Sinai en Miami Beach.

“La pérdida del cabello afecta mucho a la mujer cuando está pasando por quimioterapia. Algo que prevenga la caída del pelo es vital para las pacientes. Esta es la principal razón por la que estoy tan contenta de haber hecho el esfuerzo de tener esta máquina”, subraya Krill-Jackson.

Noticia con información de: www.noticias24.com / www.elnuevoherald.com