Este viernes el Gobierno de Irlanda presentó un plan de inversión de 116,000 millones de euros orientados a mejorar las infraestructuras y servicios del país hasta 2040, cuando prevé que superará los 5,7 millones de habitantes, un millón más que ahora.

Dicha iniciativa, que lleva por nombre“Proyecto Irlanda 2040”, presenta objetivos “ambiciosos” para el futuro, en el que deberá, entre otros cosas, hacer frente al crecimiento demográfico y al impacto de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), según explicó en Ejecutivo de Dublín, liderado por el democristiano Leo Varadkar.

Asimismo, el plan también centrará sus esfuerzos en el desarrollo económico, social y cultural de Irlanda, al tiempo que tratará de “encontrar un equilibrio entre la inversión urbana y rural”, agregó el Gobierno en un comunicado.

Entre los proyectos más llamativos destaca la construcción del primer metro en Dublín, que unirá en 2027 el norte y el sur de la ciudad, con una parada intermedia en el aeropuerto de la capital y un coste total de unos 3.000 millones de euros.

El Gobierno de coalición entre centristas y ecologistas ya presentó un plan de metro similar en 2005 pero fue cancelado por la grave crisis económica en 2010, el año que Irlanda pidió un rescate a la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 85.000 millones de euros, un programa de ayuda que abandonó con éxito en 2013.

Cinco años después, la economía irlandesa vuelve a crecer con fuerza y el Ejecutivo prevé alcanzar el pleno empleo este año, si bien ve necesario aumentar el gasto para mantener dentro de dos décadas una fuerza laboral que tendrá, según sus cálculos, 660,000 trabajadores más.

En este contexto de expansión, se construirán 500,000 nuevas viviendas y se invertirán 2,000 millones de euros en proyectos de regeneración y desarrollo en las cinco principales ciudades del país.

Las autoridades quieren que el 75 % del aumento previsto de la población ocurra fuera del área metropolitana de Dublín, donde viven ahora casi dos millones de personas.

El “Project Ireland 2040” también contempla la construcción de un “Corredor Atlántico” para unir por carretera a lo largo de la costa oeste la segunda ciudad del país, Cork (sur) con el remoto condado de Donegal (norte).

Además, se levantarán tres nuevos hospitales para atajar las largas listas de espera de la sanidad pública, al tiempo que se llevarán a cabo mejoras en la red de carreteras y se destinarán 22,000 millones de euros para políticas medioambientales.

De los 116,000 millones de euros totales, las arcas públicas contribuirán con algo más de 90,000 millones de euros y el resto saldrá de las actividades comerciales de las empresas estatales.

Noticia con información de: La Vanguardia