La reina Isabel II estaría alistando su retiro y entrega de la administración real a su hijo mayor y primero en la línea de sucesión a la Corona, el príncipe Carlos; según informó el diario Daily Mail.

El rumor sugiere que la despedida de la monarca sería dentro de 18 meses, cuando la mandataria cumpla 95. Esta es la misma edad en la que su esposo, Felipe de Edimburgo, abandonó sus deberes.

El medio señaló que el príncipe Carlos se encontró este martes con Felipe para discutir varios temas, como las repercusiones de los últimos actos de su hermano el príncipe Andrés. De acuerdo a informaciones, el rol que adoptó Carlos en la despedida de su hermano de los compromisos públicos es parte de una preparación para ascender a “príncipe regente”.

Los rumores apuntan que, aunque Su Majestad abandoné la vida pública, continuaría siendo monarca. Solo entregaría el “control” diario de los royals y sus asuntos a su hijo.

Una fuente especializada comentó a The Sun que “el escándalo que rodea a Andrés y Epstein le dio a Carlos la oportunidad de intervenir para demostrar que puede dirigir (…). Nadie es más grande que la institución de la familia real. Ni siquiera Andrés, el hijo favorito de la reina”.

El príncipe de 71 años se hallaba con su esposa, la duquesa de Cornwall cuando estalló la polémica. El próximo sucesor al trono movilizó esfuerzos para pedir a su hermano la renuncia con el fin de arreglar el escándalo.

La coronación de la reina Isabell II fue en 1953. Hasta ahora, es la soberana más longeva del mundo y la que más tiempo ha gobernado en el Reino Unido.

Agencias