Italia no estará en el Mundial Rusia 2018 tras empatar a cero ante Suecia y no poder contrarrestar el 1-0 del partido de ida.

Cuando el próximo año comience la fiesta del balompié mundial, la selección azzurra no tendrá razones para contar la cita en su historia y tendrán que disfrutarla desde el sofá de la casa.

Los italianos faltarán por tercera vez a una cita mundialista 60 años después. En la primera edición, la de 1930 no fue invitada, mientras que en la de 1958, curiosamente en Suecia, los transalpinos se quedaron sin poder participar en una Copa del Mundo.

Los medios deportivos del mundo abrieron este martes con esta noticia que también deja sin una despedida por todo lo alto a Buffon.  El portal marca.com realiza un análisis sobre las razones de esta mala noticia:

Más allá del incuestionable liderazgo de Buffon, la ‘azzurra’ no ha vuelto a tener un gran referente sobre el terreno de juego desde la retirada de Pirlo en la medular o Del Piero en ataque. Ningún jugador, ni siquiera Verratti, ha asumido ese rol de actor principal que marque diferencias en los momentos delicados“, señala el análisis de Jaime Rincón.

 

Rincón destacó además que: “Jugarte todo tu futuro en el Mundial sin un jugadores capital en el mediocampo como Verratti y no poder contar con un jugador en estado de gracia como Simone Zaza tampoco es que ayude precisamente a esquivar un desastre que terminó confirmándose. Seguro que Ventura en algún momento se acordó de esas bajas tan sensibles que acabaron convirtiéndose en otra losa más para la ‘azzurra'”.

 

Al final del partido el mediocentro Daniele De Rossi  dijo adiós a la selección y aseguró: “es un momento negro para el fútbol italiano. Tenemos muchos jóvenes, hay que empezar desde ellos“. De Rossi se negó a entrar en el partido contra Suecia porque entendía que debía hacerlo un futbolista de ataque. Sostuvo que se tenía que ganar, no empatar.

 

 

 

(Noticia con información de www.marca.com / www,mundodeportivo.com)