El ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, confirmó que su país endurecerá la política migratoria al prohibir el acceso total de barcos con inmigrantes a bordo.

‘Mi objetivo es impedir la entrada de inmigrantes indocumentados puesto que Italia no es campo de refugiados de Europa‘, el titular a medios locales de prensa.

Más de 50 mil inmigrantes irregulares han cruzado el Mediterráneo en lo que va de año

Salvini expuso su iniciativa de instalar ‘puertas europeas’ en los países de origen de los inmigrantes con el objetivo de decidir quiénes emigrarían hacia las naciones del bloque regional.

El pasado jueves el barco Diciotti, de la Guardia Costera italiana, rescató a 177 inmigrantes cuando se encontraban a la deriva en aguas territoriales de Malta, de acuerdo con el Ministerio italiano del Interior.

Según Roma las autoridades maltesas no permitieron a los marineros desembarcar a los migrantes rescatados en uno de sus puertos al argumentar que el objetivo era impedir que llegaran a las costas de Italia.

Pese a ello la embarcación estuvo cinco días en las proximidades de la isla de Lampedusa, al sur de Italia, en espera del autorizo para atracar, un hecho que se confirmó el lunes último cuando recibió el permiso del ministro de Transportes e Infraestructuras, Danilo Toninelli.

Por su parte Salvini exhortó esta semana a los países de la Unión Europea (UE) asumir los compromisos en materia migratoria tras un aumento en la llegada de migrantes y criticó la posición de Alemania, Portugal, España e Irlanda por negarse a recibir a los inmigrantes socorridos por los guardacostas italianos la pasada semana en el mar Mediterráneo.

Con el objetivo de frenar el incremento de los flujos migratorios hacia Europa por la ruta del Mediterráneo este viernes varios funcionarios de la UE se reunirán en Bélgica.

Documentos recientes de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados reflejan que más de 50 mil inmigrantes irregulares han cruzado el Mediterráneo en lo que va de año para alcanzar las costas europeas.

Con información de www.prensa-latina.cu