El boxeador británico Anthony Joshua se enfrentará al neozelandés Joseph Parker el 31 de marzo en Cardiff, anunció este domingo el promotor de la pelea, Matchroom Boxing.

El combate, que podría permitir a Joshua convertirse en el líder indiscutible del peso pesado, se llevará a cabo en el Principality Stadium, que generalmente alberga los partidos del equipo de rugby de Gales y tiene 74.500 asientos.

El combate servirá para unificar cuatro de los cinco títulos internacionales de los pesos pesados y el ganador podría pelear contra el canadiense Deontay Wilder

Me gustaría anunciar la noticia oficial de que Joseph Parker y yo lucharemos el 31 de marzo en el Principado Stadium de Cardiff”, dijo Joshua en un comunicado emitido por Matchroom. “Es una lucha por la unificación de los títulos de peso pesado”, continuó. “Estas peleas no son fáciles porque lo que está en juego es enorme, por lo tanto, un respeto para el equipo de Parker para enfrentar este desafío”.

El británico, de 28 años, tiene actualmente tres de los cinco títulos de peso pesado: ha ganado los cinturones de la OIB (Organización Internacional de Boxeo), AMB (Asociación Mundial de Boxeo) y FIB (Federación Internacional de Boxeo), mientras que Parker es el campeón para la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Por su parte, el ex campeón de peso pesado Tyson Fury (25-0, 18 nocauts) respaldará al campeón de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el neozelandés Joshua Parker (24-0, 18 nocauts) para ganar la próxima unificación contra el campeón pesado de la Federación y la Asociación Mundial de Boxeo, el inglés Anthony Joshua (20-0, 20 nocauts).

Fury, quien desde hace tiempo elogió las habilidades boxísticas de Parker, espera que el luchador de Nueva Zelanda salga con la mayor victoria de su carrera profesional.

Si soy honesto, me apetece Parker, y eso es ser cristiano“, dijo Fury en el podcast de Pound for Pound. “Es joven y ambicioso, tiene manos rápidas, golpea fuerte y lucha excelente contra oponentes que se quedan quietos y no se mueven. Otra cosa es que nunca he conocido a un maorí que no sea duro; todos son duros como la teca“.

El controvertido boxeador ha estado fuera del ring desde que sorprendió a Wladimir Klitschko por los títulos de peso pesado FIB, AMB y OMB, en noviembre de 2015 en Alemania. Fury perdió el título de la FIB por no hacer una defensa obligatoria contra el zar Glazkov, y luego se vio obligado a abandonar sus títulos mundiales restantes para tratar sus problemas de salud mental.

Él continuaría perdiendo su licencia para boxear después de dar positivo por cocaína y admitir un problema de abuso de sustancias.

Noticia con información de: notifight.com, www.mundodeportivo.com