Hijo de un popular ex premier canadiense, Justin Trudeau, de 43 años, se convirtió este lunes en el nuevo Primer Ministro de Canadá, devolviendo –con una amplia mayoría- el poder al Partido Liberal después de diez años.

Trudeau demostró ser un líder desde la adolescencia, tras vivir sus primeros 13 años en la residencia oficial del país, ya que su padre estuvo al frente de la nación entre 1968 y 1984.

Luego de una década con el conservador Stephen Harper en el poder, Tradeau ha afirmado que dentro de sus planes está llevar a Canadá por el rumbo que comenzó su padre, puesto que prometió aumentar de forma considerable el impuesto a los ricos y permitir déficits durante tres años, ello con la finalidad de impulsar los gastos del gobierno y reforzar el sistema económico.

Sin embargo, a pesar de sus intenciones, el joven político proyecta una imagen más informal que su progenitor, quien tuvo la oportunidad de salir con estrellas de Hollywood como Barbra Streisand, se casó, tuvo hijos y se divorció mientras se desempeñaba en el cargo.

En sus memorias, Common Ground, Trudeau cuenta sus buenos recuerdos en el centro del poder canadiense, pero también la separación entre su padre y su madre, quien sufría el trastorno de bipolaridad, cuando él contaba tan solo con seis años.”Recuerdo los malos tiempos como una sucesión de imágenes emocionales dolorosas. Yo entrando en la biblioteca de 24 Sussex, ver a mi madre llorando y escuchando que decía que iba a dejar la casa mientras mi padre se quedó frente a ella, severo e impávido”, recordó.

Licenciado en Educación de las Universidades McGill y de British Columbia, el recién electo premier fue un líder destacado desde su juventud. En Internet se puede rescatar el video de un joven Justin, de 18 años, defendiendo la soberanía de Quebec antes de un referéndum en el año 2000.

Su voz se hizo nacional cuando su hermano menor, Michel, murió en 1998 en una avalancha en British Columbia. Justin desde entonces fue el vocero de una campaña por una mayor seguridad ante esos casos.