Lo volvió a hacer. La socialité y empresaria estadounidense Kim Kardashian enloqueció a sus seguidores en Instagram, donde colgó una foto como Dios la trajo al mundo, aunque tapando estratégicamente sus partes con dos franjas de color negro.

“Cuando no tienes nada que ponerte”, reza el pie de la fotografía, que la polémica esposa de Kanye West subió en su perfil de la red social, y que dos horas después había acumulado nada más y nada menos que 450 mil likes.

Dos franjas negras la salvan, probablemente más que de su pudor, del dedo censor de Instagram, que aun así no le restan ni el más mínimo protagonismo a su curvilínea figura, la cual muchos han elogiado, ya que hace apenas tres meses dio a luz a su segundo hijo, Saint West.

Kardashian vuelve a lucir además el rubio platino en su cabello, al igual que su hermana Kendall Jenner, que el pasado jueves desfilaba para Balmain con la melena teñida, acaparando toda la atención del desfile. Y es que este clan, comandado por la matriarca Kris Jenner, sigue siendo noticia desde que el reality televisivo de la familia triunfara allá por el año 2007. Desde aquel momento, han construido un imperio mediático valorado en más de 85 millones de euros, repartidos en publicidad, líneas de cosmética, aplicaciones móviles con emojis personalizados y hasta un (fracasado) debut editorial a golpe de selfie con su libro Selfish.

No es la primera vez que Kim se desnuda y rompe el ciberespacio, pues suele compartir imágenes en sus redes sociales con muy poca ropa. Asimismo, diversas publicaciones la han fotografiado desnuda para sus portadas. Se trata de una de las celebridades más mediáticas de la farándula, y al día de hoy cuenta en Twitter con 41.2 millones de seguidores. En Instagram 62.4 y en Facebook 27 millones.

Noticia con información de: www.elcomercio.pe y www.telva.com