Kim Kardashian (36 años) y Kanye West (40) tendrán su tercer hijo mediante gestación subrogada. La pareja ha elegido este método ya que la empresaria sufrió desprendimiento de placenta en sus dos primeros embarazos, lo que hacía imposible que ella tuviera el hijo.  

La pareja dará la bienvenida en enero al nuevo integrante de la familia, según han confirmado este miércoles el portal de cotilleos TMZ y la revista People, el tercer hijo de la pareja, que se casó en una carísima ceremonia celebrada en 2014 en Florencia (Italia). La familia al completo está en las nubes. Kim ha estado buscando la candidata ideal durante meses hasta que recientemente la encontró”, ha asegurado una fuente a la publicación.  

Según esta cuenta, ambos han estado muy involucrados en el proceso, y Kim Kardashian ha dado una dieta a la madre que gesta su hijo “para que todos sepan lo que el bebé come antes de que nazca”. 

La vida de Kim Kardashian y Kanye West es pública gracias al reality show familiar que protagonizan desde hace años así como también a la información que comparten con sus millones de seguidores en las redes sociales.  

El pasado mes de junio, TMZ, hizo público un contrato que establecía que el matrimonio pagará por el proceso de gestación subrogada 45.000 dólares (unos 40.400 euros) dividido en 10 mensualidades. En él, entre otras cosas, se le pedía a la mujer restringir su actividad sexual en las semanas previas y posteriores a la inseminación, no entrar en saunas, le prohibía teñirse el pelo o beber más de una bebida con cafeína al día.  

“Mi médico tuvo que meter todo su brazo en mí y separar la placenta con su mano, raspándola de mi útero con sus uñas. ¡Qué desagradable y doloroso!”, escribió Kim Kardashian en su blog sobre el nacimiento de North, “la peor experiencia de mi vida“, como lo calificó.  

Kardashian, y West, son padres de North, de 4 años, y de Saint, de 21 meses. Por ahora, ninguno de los dos ha hablado sobre la noticia de su próxima paternidad. 

Noticia con información de: www.elespanol.com, www.elpais.com