Una monumental granizada ha paralizado la tarde de este miércoles varios sectores de Bogotá, convirtiendo en riadas una veintena de zonas de la capital de Colombia. Varios usuarios reportaron inundaciones y encharcamientos en diferentes puntos de la ciudad.  

El acontecimiento, que registraron los ciudadanos en redes sociales desde los primeros momentos, tuvo varias caras: los que disfrutaron de la ‘nieve’ y la de aquellos que se vieron afectados por las inundaciones y la congestión vehicular en las principales vías de la ciudad. Así como los que tuvieron pérdidas materiales por causa de la lluvia. 

El diluvio se ha desatado al anochecer, al final de un día con un cambio brusco de temperaturas. “Durante el día tuvimos temperaturas de 18 o 19 grados centígrados en Bogotá. Ese aire caliente se cruza con las nubes frías que vienen de la Amazonia y la Orinoquia, y ese intercambio térmico explica la ocurrencia de tormentas eléctricas y de granizo, pero insistimos en que se trata de un fenómeno normal”, ha explicado el director del Instituto de Hidrología y Meteorología, Ómar Franco, a la revista Semana. 

 Congestión vehicular, inundaciones, árboles caídos, y casas afectadas fueron parte del caos. El caso más grave se registró en el norte de la ciudad donde se presentó el colapso de una parte de la edificación del Teatro Nacional, ubicado en la calle 71 con carrera 10.  

La granizada afectó parte de la instalación eléctrica y de la infraestructura del lugar. La obra que estaba programada fue cancelada. Dos vehículos que se encontraban cerca resultaron afectados. No hubo personas lesionadas. 

En opinión de este experto, no se trata de una situación excepcional, ya que en noviembre empieza en la cordillera central de los Andes colombianos la temporada de lluvias. No obstante, la intensidad de la tormenta y el estado de las calzadas de Bogotá, a menudo mejorable, ha generado el caos en plena hora punta en una ciudad que ya adolece de serios problemas de tráfico. 

Muchos usuarios de las redes sociales han denunciado la falta de atención de las autoridades y el abandono de decenas de miles de ciudadanos que quedaron bloqueados en medio de la granizada, sin poder avanzar por unas calles inundadas. 

El granizo causó también paralización del tráfico en la hora pico y cortes de electricidad. 

La atención de usuarios que tengan que adelantar estos trámites, lo podrán realizar en Supercade de Movilidad ubicado en la calle 13 # 37-35 por el día de mañana (jueves).” 

Varios videos en redes registraban arroyos en las calles de la ciudad. Toda esa agua terminó inundando los locales de la calle 72 con carrera 20, lo que obligó a los comerciantes a trabajar hasta altas horas de la noche para sacar el agua y recuperar los objetos que se salvaron.  

Las autoridades, entre ellos los bomberos, atendían casos como árboles caídos y de viviendas y negocios que se vieron afectados por la lluvia, pero aún no entregan un balance oficial de la emergencia. 

 Noticia con información de: www.eltiempo.com, www.elpais.com