El actor Kevin Spacey ha sido acusado de agresión sexual por numerosos hombres en los Estados Unidos e Inglaterra. La policía de Londres abrió una nueva investigación contra Spacey por presunta agresión sexual, con lo que se suman tres casos en su contra.

The Hollywood Reporter confirmó dicha investigación con Scotland Yard, la policía de Londres.

“El 13 de diciembre recibimos una denuncia de que el hombre (Kevin Spacey) agredió sexualmente a un hombre (Víctima 3) en 2005 en Westminster”, dijeron las autoridades en un comunicado,”los oficiales del Comando de Abuso Infantil y Ofensas Sexuales están investigando”.

Fue el actor Anthony Rapp el primero en denunciar al protagonista de la serie House of Cards.

Scotland Yard, la Policía Metropolitana de Londres, ha iniciado una nueva investigación sobre Kevin Spacey por una tercera acusación de agresión sexual. El comunicado de la policía recogido por The Wrap indica que un hombre anónimo confesó el pasado mes de diciembre que fue víctima del comportamiento abusivo del actor en 2005 en Westminster. Los oficiales del Comando de Delitos Sexuales y Abuso Infantil están investigando lo ocurrido.

Se trata del tercer caso de abuso sexual investigado por Scotland Yard, donde se tramitaron anteriormente otras dos denuncias sobre el comportamiento inapropiado del actor en el distrito de Lambeth, al sur de Londres, en 2005 y 2008.

Por otro lado, el pasado mes de noviembre más de 20 trabajadores del Old Vic Theater transmitieron sus quejas por el “comportamiento inapropiado” de Spacey, quien fue director artístico del teatro entre 2004 y 2015. Spacey todavía no tiene cargos penales por ninguna de las acusaciones presentadas contra él.

Spacey luego de la ola de acusaciones perdió su papel en la serie House of Cards, uno de los buques insignia de Netflix, y en Todo el dinero del mundo, filme de Ridley Scott en el que fue reemplazado por Christopher Plummer. Además, la Academia de televisión estadounidense retiró el Emmy de honor.

También se conoció que ha sido acusado de racista, el dueño de una empresa de seguridad que trabajó en 2012 en las labores de vigilancia en torno a la serie House of Cards ha asegurado que el actor Kevin Spacey es un “racista” y ha insinuado que el propio actor se encargó de hacer que rescindieran el contrato de su empresa.

Hasta el día de hoy, Spacey ha guardado silencio sobre las diversas acusaciones en su contra.

 

Noticia con información de: www.20minutos.es, www.milenio.com