Los SUV siguen estando en boga. Y, al parecer, ninguna marca quiere renunciar a esta parte del pastel comercial automovilístico. La última en sucumbir a dicha moda ha sido Lamborghini, que acaba presentar en sociedad su nuevo modelo Urus, considerado el vehículo con mejores prestaciones del actual segmento premium.

Para ostentar este título el coche recurre a un motor de gasolina V8 de 4 litros y 650 caballos de potencia, capaz de desarrollar un magnífico par máximo de 850 Nm a 2.250 rpm. Asociado a una transmisión automática de ocho relaciones y con una velocidad punta de 305 km/h, puede desplazar la aguja del velocímetro de cero a cien en apenas 3,6 segundos y de cero a doscientos en solo 12,8 segundos.

Costará unos 171.429 euros, en Europa, y unos 200.000 dólares, en los Estados Unidos, antes de impuestos.

Si bien el fabricante italiano ya ha fabricado en el pasado un 4×4, el LM002 (entre 1986 y 1993), este es el primero que responde a la era moderna de los todoterreno, más con estilo y capacidades ruteras que con aptitudes para lucirse fuera del camino.

Este 4×4 viene equipado con un motor V8 de 4.0 litros, sobrealimentado con dos turbos, que termina generando una potencia total de 650 caballos de fuerza. Su tremendo torque (momento de fuerza máxima del motor) de 850 Nm se reparte en las cuatro ruedas y la caja de cambios es automática, de ocho velocidades.

Sin duda, se trata de unas buenas cifras teniendo en cuenta que nos encontramos ante un vehículo de más de dos toneladas que mide 5,11 metros de longitud, 164 centímetros de altura y 202 cm de anchura. La distancia entre ejes, que alcanza los 303 cm, es mayor que la de sus rivales (Maserati Levante, Porsche Cayenne o BMW X6), por lo que ofrece una mejor habitabilidad.

El Urus se comercializará con dos configuraciones interiores, según las preferencias del cliente. La marca ofrece de serie una banqueta posterior de tres plazas, pero también permite montar en su lugar dos asientos individuales mucho más deportivos. La capacidad de carga del maletero parte de 616 litros, ampliables a 1.596 litros si se abaten los respaldos traseros.

Este Lamborghini cuenta con un sistema de suspensión neumática que permite modificar su comportamiento de manera individual y de modificar la altura de la carrocería hasta nueve centímetros entre sus posiciones más extremas: la distancia al suelo en la posición más baja es de 158 mm y en la más alta es de 248 mm.

Gracias a un comando de gestión electrónica, en el Urus se puede optar entre siete modos de conducción: Strada (Calle), Sport (Deportivo), Corsa (Carrera), Neve (Nieve), Terra (Tierra), Sabbia (Arena) y Ego (permite personalizar el seteo). Cada modos tiene diferentes ajustes para el funcionamiento del motor, de la caja de cambios, de la suspensión y del control de estabilidad.

 

Noticia con información de: www.diariomotor.com, www.lavanguardia.com, www.clarin.com