La influyente revista estadounidense Rolling Stone publicó una lista con las 100 mejores canciones del siglo XXI hasta la fecha, de la que forman parte éxitos latinos como Despacito (91) y Gasolina (100), destacan medios especializados. El sencillo Crazy in Love de la cantante Beyoncé, lidera la clasificación conformada por artistas, productores, críticos y expertos de la industria discográfica.

Según la publicación, ‘la década de 2000 produjo una sorprendente cantidad de música y el resultado es el reflejo de un período increíble en la historia de la música’.

Grandes del siglo pasado como Beck, el dúo Outkast y la banda U2 conforman la selección, integrada además por los temas 99 Problems, de Jay-Z; Bad Romance, de Lady Gaga; Rehab, de la desaparecida Amy Winehouse; Rolling in the Deep, de Adele; Happy, de Pharrell Williams; e In Da Club, de 50 Cent.

¿Ha muerto el rock?

El portal Cadena Ser lanza una dura crítica a la mentada lista de las mejores canciones, acentuando el giro notorio que da la publicación desde el anuncio de su venta por la caída de ingresos publicitarios. “Hace unos meses el eterno editor de la revista anunciaba la venta de Rolling Stone en busca de dinero para afrontar los nuevos retos de estos días. Meses después, Rolling Stone publica una polémica lista con las mejores canciones de lo que llevamos de siglo. Pero los resultados de esta clasificación muestran el cambio de paradigma musical de estos 18 años del siglo XXI, retratando la enésima muerte del rock, y el cambio de criterio de una cabecera que ha sido el refugio de la contracultura musical estadounidense”, señala Alfonso Cardenal.

“Toda lista con lo mejor de algo es un punto de polémica, en parte se hacen por ello, pero también un retrato de una época o de un momento concreto. Para hacerlas se necesita un criterio más allá del manido “lo mejor de…”. Sin ese criterio se confunden las cosas. ¿Es lo mejor lo que más impacto tiene? ¿Lo que más vende? ¿Lo que más suena en la radio, en los bares o en YouTube?

En la lista de la Rolling Stone estas cosas se confunden y dan cabida a que en ella figuren canciones que tuvieron un notable impacto pero cuya calidad artística es francamente cuestionable. Es el caso de Call Me Maybe, de Carly Rae Jepsen (puesto 70), Beez in the Trap (Nicki Minaj, 66), Teenage Dream (Katy Perry, 62), Sorry (Justin Bieber, 49), All Too Well (Taylor Swift, 29). La inclusión de Despacito en el puesto 91 ha generado polémica, pero llama más la atención que Toxic de Britney Spears figure en el puesto 14 o Since U Been Gone, de Kelly Clarkson, en el 11.

(…) La lista de la revista estadounidense está plagada de canciones banales, aburridas y sin capacidad de trascender en el tiempo más allá de ser éxitos tan virales como olvidadizos“.

Con información de www.20minutos.com y www.cadenaser.com