Cada día siguen trascendiendo acciones que marcarán la nueva vida de Meghan Markle, ahora se ha dado a conocer que pese a la fuerte postura feminista y de igualdad de género de la condesa de Sussex, sus hijas no podrán obtener los honores por un tema de género, mientras que sus descendientes varones no tendrían ningún problema en este aspecto.

Las hijas del príncipe Harry y la ex actriz Meghan Markle, hoy duque y duquesa de Sussex por decisión de la reina Isabel II, serán discriminadas automáticamente por una ley británica que les prohibirá heredar los títulos nobiliarios desde el día de su nacimiento.

Cuando el príncipe Harry y Meghan se casaron el pasado 19 de mayo, la reina Isabel II les otorgó los títulos de duque y duquesa de Sussex. Pero, según la revista People, la ley británica de títulos nobiliarios indica que sus hijas no podrán heredar el mismo título por una cuestión de género.

Según informa la revista People, que, por la misma ley, si no tienen varones que sustenten el título nobiliario, los honores concedidos por la reina al príncipe Enrique y Meghan Markle se extinguirán. Sin embargo, no se descarta la posibilidad de que esta ley se pueda modificar o eliminar.

Un ejemplo de esto es la modificación que se realizó en el 2013, cuando fue aprobada la Ley de Sucesión de la Corona que señala que el “orden de nacimiento determina el orden de sucesión al trono independiente del sexo”, según el medio argentino Clarín, que también aclara que anteriormente, “en la línea de sucesión sólo podían estar los hombres”.

Gracias a la Ley de Sucesión de la Corona, la hija del príncipe William y Kate Middleton, la princesa Charlotte, se posicionó como la cuarta en la línea de sucesión de la corona inglesa. Si no se hubiese hecho la modificación en el 2013, Charlotte hubiese sido pasada por alto, perdiendo su oportunidad de ser reina, y se le daría el honor a su hermano menor, el príncipe Louis.

 

Noticia con información de: elcomercio.pe, www.vanidades.com