Recientemente el gobierno del Reino Unido anunció que las mujeres en ese país podrán realizar interrupciones de embarazo desde sus casas, siempre y cuando tengan menos de diez semanas de gestación.

Este tipo de proyectos se realizan en países como Escocia y Gales desde aproximadamente un año, en los que las leyes permiten que las mujeres con menos de diez semanas de embarazo que decidan abortar lo puedan hacer desde sus casas para evitar riesgos médicos.

De acuerdo al Gobierno británico, la medida empezaría a regir desde finales de año o comienzos del 2019 para facilitar los tratamientos y evitar riesgos en la salud de las mujeres mientras se trasladan desde sus hogares hasta el hospital.

¿Píldora desde la casa?

Hoy en día, Inglaterra es uno de los pocos países que tiene leyes liberales en cuanto a la interrupción del embarazo y consisten, principalmente, en tomar dos píldoras (mifepristona y misoprostol) en una clínica, con una diferencia de 24 a 48 horas. Con la iniciativa se busca que el segundo medicamento se pueda tomar desde casa.

Las cifras oficiales del gobierno indican que cada año se llevan a cabo alrededor de 180.000 abortos en Inglaterra, y que este tipo de procedimientos con medicamentos es la forma más común de frenar un embarazo no deseado.

Debido a esto, el Servicio Británico de Asesoramiento sobre Embarazo (BPAS, por sus siglas en inglés), ha sugerido que cambie la legislación en pro de la salud de las mujeres.

Privacidad

Por su parte, la presidenta del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos, Lesley Regan, indicó en una entrevista para el diario BBC, que esto es un paso muy importante para el bienestar de las mujeres.

“Esta medida simple y práctica proporcionará a las mujeres muchas más opciones y es la atención más compasiva que podemos brindarles”, indicó Regan.

De igual manera, explicó que la medida “permitirá a las mujeres evitar la angustia y la vergüenza de sangrado y dolor durante su viaje de regreso a casa después de una segunda visita innecesaria a un hospital”.

Por su parte, el Gobierno señaló que trabajará con instituciones como el Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos para desarrollar una guía especial para profesionales médicos que ofrezcan la opción en el hogar a las pacientes.

Noticia con información de: www.lafm.com.co