El futbolista inglés Lewis Cook debutó en la Selección de Inglaterra en el amistoso ante Italia (empate 1-1) y le dio una gran alegría a su abuelo, pues lo hizo ganar mucho dinero.

Cook ingresó a los 70 minutos por Jesse Lingard y el abuelo ganó dinero ya que había apostado en 2014 que el joven debutaría en la Selección de Inglaterra.

Trevor Burlingham, abuelo de Cook, había apostado por el debut de su nieto en 2014. Hace cuatro años apostó 500 libras en la casa de apuestas William Hill a que su nieto, de entonces 18 años, debutaría con el equipo mayor de Inglaterra antes de que cumpliera 26 años.

Burlingham ganó la apuesta y se ganó alrededor de 19 mil libras, unos 22,000 euros.

La casa de apuestas William Hill anunció que la de Trevor Burlingham es la mayor compensación de este tipo desde que en 2013 el abuelo del jugador Harry Wilson, Peter Edwards, ganara 125,000 libras tras apostar 50 libras cuando su nieto era solo un bebé a que este debutaría un día con la selección absoluta de Gales.

Noticia con información de: www.pasionfutbol.com