Este lunes, Amnistía Internacional denunció que el llamado proyecto de legislación para el “brexit”, o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), “pone en peligro” los derechos fundamentales de los jóvenes británicos.

A través de un comunicado divulgado desde su sede en Londres, la organización para los Derechos Humanos consideró que esa propuesta de ley contempla varias medidas para modificar los derechos y protecciones de los ciudadanos británicos tras el 29 de marzo de 2019.

De acuerdo a AI, ese proyecto de ley “fracasa”, entre otros asuntos, a la hora de retener en la legislación británica la llamada Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, lo que “debilita las protecciones actualmente disponibles a los ciudadanos de este país“.

La organización lamentó además que, según esa propuesta de ley, “se entregarían poderes a los ministros para que estos puedan alterar la legislación, sin que haya previamente una consulta parlamentaria“.

AI se remite en su nota a los resultados arrojados por una nueva encuesta de opinión, que pone de manifiesto que la juventud británica se siente inquieta por las consecuencias de la salida de la UE en sus protecciones y derechos existentes.

El sondeo se realizó online los pasados 28 y 29 de marzo por la firma YouGov entre 1.640 adultos, de edades entre los 18 y los 24 años, y analizó las actitudes de la población joven del Reino Unido ante los derechos humanos y el divorcio entre Londres y Bruselas.

La encuesta halló que el 79 % de los jóvenes de este país -más de tres tercios- están preocupados ante la perspectiva de que la marcha les pueda dejar con menos derechos y protecciones de los que actualmente gozan.

También detectó una preocupación generalizada frente a los planes del Gobierno conservador de conceder a los ministros poderes con los que enmendar y limitar leyes y derechos tras el “brexit”, sin necesidad de consultar con el Parlamento mediante votación.

Alrededor de un tercio de participantes -un 29 %- dijo no saber cómo el “brexit” afectará a sus derechos, e idéntico porcentaje -29 %- cree que conservará las mismas protecciones una vez este país esté oficialmente fuera de los Veintisiete.

No obstante, un 38 % cree que la marcha de la UE dejará a la población británica con menos derechos y protecciones y solo un 3 % de los encuestados consideró que el “brexit” les reportará más derechos de los que ahora tienen.

El sondeo mostró además que el 57 % de los ciudadanos que votaron a favor de la retirada de la UE en el referéndum están actualmente “preocupados” también por estas cuestiones.

Abandonar la UE no tiene que implicar dejar atrás derechos. El proyecto de ley para la retirada del Reino Unido de la UE no debe emplearse como un caballo de Troya para reducir nuestros derechos”, concluyó la directora de AI para el Reino Unido, Kate Allen.

Noticia con información de: www.lafm.com.co