La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaba hace unos meses, acerca de la aparición de un peligroso tipo de gonorrea resistente a los antibióticos.

Ahora, un grupo de médicos británicos informó sobre la detección del “peor caso” de esa enfermedad de transmisión sexual en todo el mundo, ya que no ha sido posible curarlo con antibióticos de primera elección (los que se utilizan habitualmente para controlar determinadas enfermedades).

El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) explicó que se trata de un hombre que tenía una relación estable, pero se contagió de la “superbacteria” a inicios de año durante encuentro sexual con una mujer en el sudeste asiático.

Luego de aplicarle los tratamientos tradicionales para la enfermedad, una combinación de azitromicina y ceftriaxona, los especialistas constataron que el paciente no respondía a los antibióticos.

“Esta es la primera vez que un caso muestra una resistencia de tan alto nivel a estos medicamentos y a la mayoría de los otros antibióticos comúnmente usados”, explicó la doctora Gwenda Hughes, del NHS.

Según la OMS y los Centros Europeos para el Control de Enfermedades es la primera vez en el mundo que se reporta un caso de este tipo.

Hasta el momento no se han descubierto otros contagios, pero la investigación aún está en curso, según el servicio de salud británico.

Mientras tanto, funcionarios de salud rastrean potenciales parejas sexuales del hombre, que no ha sido identificado, en un intento de contener la propagación de la infección.

Análisis realizados al paciente sugieren que hay un último antibiótico que podría curarlo, pero hay que esperar varias semanas para saber si funciona.

Noticia con información de: BBC