Londres no está preparada para adoptar -en corto tiempo- una tecnología de transporte de vanguardia, como los vehículos autónomos o las entregas a clientes mediante drones, esto de acuerdo a cargos de la administración de la capital británica.

Si bien el Gobierno del Reino Unido pronostica que los vehículos conectados y autónomos estarán en las carreteras británicas para el 2021, la infraestructura y los problemas de conectividad significan que es probable que Londres los introduzca diez años más tarde, dijo el comité de transporte de la Asamblea de Londres en un estudio publicado el martes.

“Se habla mucho de que los vehículos conectados y autónomos se convertirán en una característica de nuestras carreteras en un futuro inminente”, según el informe. “No es probable que ése sea el caso; una fecha de 2030 a 2040 es más realista para un despliegue generalizado”.

El nivel de congestión en Londres también implica que los automóviles sin conductor podrían paralizar la ciudad en el caso de una adopción muy alta, dice el informe, que recomendó que el alcalde Sadiq Khan comience una campaña sostenida para hacer que el uso de automóviles compartidos sea la norma antes de que se introduzcan los coches autónomos.

El informe presenta una evaluación sombría sobre la preparación de Londres para la adopción de un rango de tecnologías de transporte:

Los autobuses autónomos podrían ser preferibles a los automóviles sin conductor, pero implicarían miles de pérdidas de empleos a medida que se eliminan los conductores.

Los problemas de seguridad y rendimiento significan que es poco probable que los drones de entrega eliminen una cantidad significativa de carga de las carreteras; probablemente sólo sea adecuado para el último tramo de la cadena de entrega.

Los ” droides” terrestres o robots de entrega llevarían a una mayor aglomeración de aceras ya obstruidas por el mobiliario urbano y los vehículos estacionados La problemática historia de Uber Technologies Inc. en Londres, incluidas las demandas legales y la contribución a la congestión, muestra los riesgos de una preparación insuficiente para tecnologías innovadoras.

El programa de bicicleta sin plataforma basado en la aplicación oBike tuvo que ser retirado de Londres después de que los clientes dejaran los vehículos bloqueando aceras y calles.

El concepto tiene un gran potencial, pero necesitará licencias Los autobuses que responden a la demanda y que pueden solicitarse a través de una aplicación y operar en rutas y horarios que varían constantemente podrían llenar los vacíos en la red.

Noticia con información de: gestion.pe