Inglaterra, se está convirtiendo poco a poco en el paraíso de los que no quieren llevar efectivo en sus carteras. Londres permitirá pagar con Apple Pay a los músicos callejeros.

Hace poco se conoció que las iglesias del país adoptaban los pagos de Apple Pay como método para aceptar donativos de los feligreses, y ahora vemos otro ejemplo más de esta tendencia, los artistas callejeros podrán recibir su donativo.

Resulta que como cada vez se paga menos en efectivo, cada vez menos londinenses llevan billetes y monedas en sus carteras. Y eso afecta mucho a los músicos callejeros, ya que dependen de ese efectivo para recoger los donativos en forma de monedas. ¿La solución? El ayuntamiento de la ciudad ha movido ficha para integrar Apple Pay y otros pagos con esos músicos callejeros.

El alcalde Sadiq Khan, a través de la organización Busk in London ha firmado un acuerdo con la compañía de pagos sin contacto iZettle por el que los músicos y otros artistas callejeros que lo deseen podrán solicitar un pequeño datafono (similar al de abajo) con el que recibir pagos de los transeúntes. El sistema es compatible con tarjetas bancarias dotadas de chip sin contacto y medios de pago electrónico que usan NFC como Apple Pay o Google.

Según el político, eso les “ayudará para perfeccionar su talento y conseguir la oportunidad de cantar delante de un gran número de personas“.

Un ejemplo que menciona la propia fuente es el de Charlotte Campbell, quien ha configurado su lector de pagos para aceptar donativos de dos libras. La ventaja: el cliente no tiene que preocuparse de seleccionar el precio de ese donativo. Si está de acuerdo con donar esas dos libras, sólo hace falta que acerque el iPhone al lector y confirmar el pago con Apple Pay. El paso era necesario, porque según Charlotte el paso a un mundo sin efectivo se está notando mucho en Londres.

Londres es una rara excepción en el caso de los artistas callejeros. Mientras en otras ciudades los prohíben, la capital británica los acoge y regula hasta al punto de que hay un manual oficial para los artistas que quieran animarse a llevar un espectáculo a la calle. El manual incluye normas de convivencia, horarios y hasta zonas en las que probar suerte. Antes de ello la ciudad obliga a obtener una licencia.

Noticia con información de: The Guardian, www.applesfera.com