El Reino Unido ha denegado a Ecuador conceder el estatus diplomático al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, lo que le daría inmunidad para dejar la embajada ecuatoriana en Londres sin la posibilidad de ser detenido.

El fundador de Wikileaks entró a la embajada de Ecuador en Londres para escapar a la extradición a Suecia, cuya justicia quería interrogarlo como sospechoso de varios delitos sexuales que él negó.

El gobierno británico informó este jueves que rechazó conceder estatus diplomático a Julian Assange, recluido en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, tal y como le solicitó su par ecuatoriano.

El gobierno de Ecuador solicitó recientemente estatus diplomático para Assange en el Reino Unido”, explicó en un comunicado un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores británico.

El Reino Unido no atendió la solicitud, y no mantenemos conversaciones con Ecuador sobre este asunto”, añadió.

La posibilidad de que Assange figure como funcionario diplomático de la embajada le permitiría salir del edificio sin ser detenido y podría así abandonar territorio británico.

El periodista, de 46 años, era requerido desde 2010 por las autoridades suecas en relación con las acusaciones de dos mujeres por supuesto abuso sexual, pero finalmente Suecia archivó la causa el pasado mayo al no poder avanzar en la investigación.

Sin embargo, la Policía ha dejado claro que Assange será detenido si sale de la embajada por no haber cumplido con las condiciones de su libertad condicional impuestas por la Justicia británica en 2012.

El portavoz acabó recordando que “Ecuador sabe que la única manera de resolver este asunto es que Assange abandone la embajada para enfrentar a la justicia”.

Por otra parte, la cancillería ecuatoriana se negó a comentar “rumores” cuando se le preguntó si se le había concedido la ciudadanía a Assange, tal y como había circulado.

Assange afrontaría con toda seguridad unas semanas en la cárcel en el Reino Unido por haber vulnerado los términos de su libertad condicional, pero su gran temor es acabar siendo extraditado a Estados Unidos y juzgado por la difusión de documentos secretos.

El equipo legal de Assange recordó, en un comunicado en Twitter, que un comité legal de la ONU estimó que “Assange está detenido ilegal y arbitrariamente“.

Desde que entró en la embajada, Assange ha recibido la visita de numerosas personalidades, entre ellas del exlíder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) Nigel Farage y la actriz canadiense Pamela Anderson.

Noticia con información de: www.latercera.com, www.eluniversal.com