El alcalde de Londres, Sadiq Khan, anunció que  la capital británica se convertirá en la primera ciudad en el mundo en probar un nuevo y novedoso sistema de monitoreo de calidad de aire, en el cual  en el que se medirán hasta 1,000 puntos de contaminación nociva en la ciudad.

Khan dio a conocer esta información desde la India, donde se encuentra reunido con el alcalde de Bangalore, con quien, además, firmó un convenio para que ambas ciudades sean líderes, junto a 20 más, para hacerle frente a la contaminación atmosférica mundial.  Dicha iniciativa fue apoyada por el Grupo de Liderazgo Climático C40, un conjunto de ciudades que trabajan para reducir las emisiones de carbono y adaptarse al cambio climático.

El proyecto piloto que se hará en Londres costará 750,000 libras y se basa en sensores de aire de última generación que se utilizarán para medir la contaminación nociva en 1,000 puntos de la ciudad, como escuelas, hospitales, obras de construcción y carreteras con mucho tráfico. El encargado de manejar la red será un equipo del C40 y, una vez Londres comparta los resultados, el modelo será replicado en Bangalore, Delhi, y otras ciudades donde están luchando contra la contaminación del aire.

Lo bueno, además, es que el sistema de monitoreo permitirá compartir la información no sólo con los ciudadanos londinenses, sino con las 91 ciudades que son miembros del C40. “Los resultados del nuevo ensayo de monitoreo del sensor de calidad del aire de Londres se utilizarán para orientar mejor las políticas, además de involucrar a los ciudadanos en limpiar el aire de Londres”, dijo un vocero del C40 a The Indian Times.

Se estima que, a nivel mundial, la contaminación del aire está causando 6,5 millones de muertes prematuras cada año según la Organización Mundial de la Salud, y que hay ciudades en casi todos los continentes que enfrentan contaminación del aire que infringe las pautas de salud.

Noticia con información de: www.elespectador.com