El extremo brasileño del Paris Saint-Germain, Lucas Moura, que prácticamente no ha jugado esta temporada a raíz de las llegadas de Neymar y de Kylian Mbappé, fichó con el Tottenham hasta 2023, confirmaron este miércoles ambos clubes.

El mediocampista (también brasileño) ha dejado la capital francesa para enrolarse en las filas del Tottenham Hotspur. Un adiós que ha hecho daño a Neymar y ha provocado su enfado hasta abrir una nueva brecha en su vínculo con el club.

La relación entre Neymar Junior y el PSG es francamente mejorable. El brasileño no lleva ni medio año en París y ya acumula un buen puñado de focos conflictivos abiertos con su club.

PSG, que necesitaba imperiosamente vender para compensar los 400 millones gastados en el mercado veraniego y para cumplir con el fair-play financiero, percibirá 28 millones de euros por el traspaso, según el diario “L’Equipe”. Lucas, de 25 años, había llegado al cuadro parisino en 2013 procedente del Sao Paulo.

“Estamos encantados de anunciar el fichaje de Lucas Moura procedente del París SG“, afirmó el Tottenham en un tuit.

El conjunto londinense confirmó que Lucas lucirá el dorsal 27.

El brasileño podrá jugar la eliminatoria de octavos de final de Champions League ante la Juventus, ya que no debutó en la competición esta temporada con el PSG.

 

Neymar y más pataletas

“En lo que se refiere a Lucas, estoy triste. Perdemos a un compañero de mucha calidad. Creo que ha sido poco utilizado y pienso que ha sido una injusticia. Es un amigo y le deseo lo mejor en su nuevo equipo“, empezó a argumentar con tono serio.

Neymar se fue calentando poco a poco. “Espero que marque muchos goles y que juegue muy bien y que pueda estar con la selección porque no es solamente un amigo“, continuó antes de lanzar un duro mensaje al PSG.

“Con las cualidades que tiene podría haber sido muy útil al PSG, pero yo no soy el propietario del club. Si hubiera dependido de mí, jamás se hubiera marchado”, advirtió en un claro y nada oculto mensaje a la directiva francesa.

Lucas Moura fue precisamente uno de los motivos por el que Neymar fichó por el PSG. Además del dinero o la búsqueda de un rol líder en un equipo importante, el atacante hizo las maletas por la colonia de amigos brasileños que tenía allí asentada. Marquinhos, Thiago Silva o el propio Lucas Moura, a los que luego se unió Alves por consejo de Neymar.

Con el adiós de Lucas, ‘Ney’ pierde un motivo para quedarse en París y siente un ’empujoncito’ para salir, quién sabe, rumbo al Real Madrid.

 

Noticia con información de: www.mediotiempo.com, ecodiario.eleconomista.es