Durante este fin de semana, más de 2,500 mujeres participaron en una actividad realizada para recaudar dinero destinado a invertirse en tratamientos para cáncer infantil en Irlanda, según reseñaron medios de comunicación británicos.

Adolescentes, adultas y ancianas se reunieron en la playa de Wicklow, ubicada al sur del condado de Dublín, para cumplir el reto de darse un baño totalmente desnudas en las frías aguas de la localidad y así colaborar con la organización Aoibheann’s Pink Tie, encargada de ayudar a combatir la enfermedad.

El movimiento estuvo cargado de emotividad debido a la participación de mujeres sobrevivientes del cáncer, quienes se encargaron de dar a conocer sus historias.

En el lugar se reunieron un total de 2,505 mujeres quienes se fueron quitando la ropa en la playa y luego se sumergieron en el mar.

De acuerdo con una de las participantes, el verdadero reto no era atreverse a quitarse la ropa, sino permanecer más de cinco minutos en el agua helada.

Al final, las mujeres lograron su objetivo, establecieron un récord, volvieron a la orilla del mar a ponerse sus bikinis, y recaudaron una buena cantidad de dinero para la organización, con las cooperaciones que las participantes dieron.

Según Lucia Sinigagliesi, ejecutiva del Record Guinnes, el conteo arrojó una cantidad de 2.505 participantes que lograron permanecer más de cinco minutos en el agua, lo que les otorgó el título de mayor baño desnudo grupal. Además, se lograron recolectar cerca de 40,000 dólares para la causa.

Noticia con información de: El Nacional