El presunto asesino cerró todas las puertas y ventanas, sedó a sus víctimas y las degolló una a una, pero aún no se conocen las causas del asesinato masivo.

La policía india investiga a un hombre que asesinó a 14 miembros de su familia en la madrugada del domingo en Thane, cerca de la ciudad de Bombay. El sospechoso, de entre 32 y 35 años, presuntamente degolló con un cuchillo a sus familiares, entre los que se encontraban sus hermanas, su mujer, sus padres y al menos siete niños. La única superviviente, hermana del agresor, ha sido hospitalizada.

Según la policía, el hombre se suicidó cuando terminó su matanza. “Hasnin Anwar Warekar se ahorcó después de cortar la garganta a todos los demás miembros de su familia“, dijo el portavoz de la policía de Thane, Laxman Gajanan Kabdule.

Cuando se produjo la masacre, las víctimas se encontraban durmiendo en la misma casa tras una reunión familiar en esa localidad del estado de Maharashtra, al oeste de India.

Algunos medios locales señalaron que las víctimas habían sido sedadas por el agresor, pero el agente Kabdule no pudo confirmarlo y apuntó que es preciso esperar a los resultados de las pruebas médicas.

Fueron los gritos de socorro de la superviviente los que lograron que la ayuda de vecinos y posteriormente la policía llegara al lugar. El acusado “cortó la parte superior de la garganta de la víctima, ella sobrevivió al ataque y gritó pidiendo ayuda. Sus familiares, que estaban en la casa de al lado, escucharon sus gritos y trataron de abrir la puerta, pero estaba cerrada. Rompieron la reja de una ventana en la planta baja y entraron en la casa. Fue entonces cuando la policía fue alertada del incidente”, relató Dumbare.

El testimonio de la joven, que “se encuentra en el hospital con un trauma profundo”, será crucial para determinar las causas de lo sucedido, pues las autoridades no encuentran una explicación sólida para explicar los asesinatos. Su estado, no obstante, es “crítico”.

En India los asesinatos dentro de la familia se deben habitualmente a deudas, a desacuerdos económicos por las propiedades o la herencia, o como venganza porque uno de los miembros ha cometido una afrenta al resto de la familia (los llamados ‘crímenes de honor’).

 

Nota con información de: Evening Standard