Reino Unido pide un acuerdo de seguridad con la Unión Europea (UE) tras el Brexit.

Theresa May, primera ministra británica, exigió este sábado un nuevo tratado en materia de seguridad entre la UE y Gran Bretaña para después del Brexit, ya que una ruptura de la actual cooperación tendría profundas y “dañinas consecuencias reales”.

May rindió estas declaraciones al intervenir en la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), un foro bandera sobre política internacional. Explicó que para alcanzar este acuerdo de seguridad se necesita “voluntad política”, para que “los ciudadanos en toda Europa estén más seguros”.

“Propongo un nuevo tratado para nueva relación de seguridad que preserve nuestras capacidades”, argumentó May. La primera ministra británica apuntó tres requisitos fundamentales. En primer lugar, el respeto a las respectivas soberanías legales, exigió además un mecanismo de resolución de disputa y  pidió el reconocimiento de distintos estándares en protección de datas.

La propuesta de Londres fue recibida con cierta incomodidad por parte de la UE. El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, dijo que “no se deben mezclar” las negociaciones sobre la salida de Reino Unido de la UE con conversaciones sobre un posible nuevo tratado bilateral de seguridad, según reseñó lavanguardia.com

Los directores de los servicios de inteligencia exterior británicos (MI6), franceses (DGSE) y alemanes (BND) se expresaron el viernes asegurando que el Brexit no dañaría a su cooperación. Compartieron un  comunicado en su página web:

“Incluso después de la salida de Reino Unido de la UE, deberá mantenerse una estrecha cooperación y seguir compartiéndose información entre los Estados en cuestiones de terrorismo internacional, de inmigración clandestina, de proliferación y de ciberataques”.

Pero en qué estatus están las negociaciones entre británicos y europeos? Todo indica que no hay muchos avances  y menos se han suscrito acuerdos sobre cómo sería la transición tras el  Brexit que está pautado para el 29 de marzo de 2019.

(Con información de La Vanguardia / El Mundo)