Este lunes, 8 de mayo, la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, ratificó la intención del Partido Conservador de reducir la inmigración neta en territorio británico.

En tal sentido, May ha prometido que trabajará para que el número de inmigrantes descienda en“decenas de miles” de personas al año si gana las elecciones generales previstas para el próximo 8 de junio.

“Es importante que continuemos –y continuaremos– diciendo que queremos reducir la inmigración neta a niveles sostenibles. Creemos que eso significa decenas de miles”, ha dicho May en un acto con simpatizantes ‘tories’ celebrado en Londres, según recoge Reuters

El Partido Conservador persigue desde 2010 reducir el número de llegadas a Reino Unido pero aún no lo ha conseguido. Según datos oficiales, 273,000 personas entraron en el país en el año transcurrido hasta el pasado septiembre, 49,000 menos que el año anterior y la cifra más baja desde junio de 2014.

May ha indicado que, una vez consumado el Brexit, será más fácil alcanzar la meta. “Tendremos la oportunidad de garantizar que tenemos el control de nuestras fronteras porque podremos establecer nuestras reglas para las personas que vienen de la Unión Europea”, ha explicado.

El Gobierno británico notificó el 29 de marzo a la UE su deseo de abandonar la organizaciones regional, después de más de 40 años de membresía, conforme al resultado del referéndum del 23 de junio. Londres y Bruselas deberán llegar a un acuerdo en el plazo de dos años, tras lo cual la ruptura se producirá de forma automática.

Noticia con información de: www.expansion.com