Ha llegado el gran día: la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry. Sí, el indomable Enrique, protagonistas de mil y una polémicas, sienta la cabeza al lado de esta actriz, plebeya y divorciada, que ha aterrizado en la Familia Real británica mimetizándose con los Windsor: con controversias para dar y regalar.

Meghan enfrentada a sus hermanos y con su padre, Thomas Markle, convaleciente tras una operación de corazón, la intérprete de Suits se ha transformado en tan sólo unos meses en una princesa a la que el pueblo ya adora y justo por el canal oficial de la Realeza en YouTube pueden disfrutar en Vivo de todos los incidentes de esta unión.

La ceremonia religiosa fue oficiada por el Decano de Windsor, que es el jefe espiritual de la Capilla de St. George, y el arzobispo de Canterbury presidió los votos. Hubo palabras y rituales basados en la ceremonia anglicana tradicional. El momento más esperado: cuando la pareja dio el sí.

Durante la ceremonia hubo sonrisas y mucha emoción en el momento que Harry y Megan se encontraron frente al altar.

La gran sorpresa llegó con el coro gospel que interpretó “Stand by me”, cantando y bailando, delante de la reina Isabel, en una ceremonia que no se le hubiera permitido a William, el próximo rey de Gran Bretaña, y que mostró al mundo la renovación de la realeza británica.

 

Vestimenta

Enrique de Inglaterra ha desposado a Meghan Markle ataviado con sus mejores galas, el uniforme del ejército, tal y como su abuelo, su padre y su hermano hicieron antes que él. El príncipe Harry ha podido lucir el atuendo ya que sirvió en Afganistán durante su servicio militar. Sin embargo, el novio no ha llevado ninguna condecoración en la camisa, a diferencia de su hermano, que ha lucido el cordón dorado en el pecho derecho, atributo militar.

La estadounidense escogió a la diseñadora británica Clare Waight Keller -actual directora creativa de Givenchy– para su primer vestido. Ni Ralph & Russo ni Stella McCartney, que eran dos de las hipótesis que se barajaban, han sido los elegidos por Markle. Waight Keller lleva al mando de la maison francesa desde marzo del año pasado y una de las interpretaciones de su elección es celebrar el éxito de la diseñadora al frente de una gran firma.

Una vez casados, el matrimonio sale de la capilla como sus “altezas reales duques de Sussex”, después de que la reina Isabel II otorgase al príncipe este título nobiliario pocas horas antes de que empezase la ceremonia religiosa.

 

Celebrities

El enlace real entre el príncipe Harry y la exactriz estadounidense Meghan Markle se ha convertido en todo un acontecimiento mediático con más de 600 invitados a la llamada ‘boda del año’. Entre las celebrities que han acudido a la ceremonia hemos podido ver al matrimonio Beckham, el cantante Elton John, James Blunt, la estrella de la televisión estadounidense Ophra Winfrey y los actores Tom Hardy e Idris Elba acompañados de sus respectivas parejas.

 

Datos:

  • Más de 100.000 personas se han congregado en las calles de Windsor para saludar a los recién casados.

  • El velo de Meghan representa los diseños florales distintivos de los 53 países de la Commonwealth.

 

Noticia con información de: www.elmundo.es, www.lavanguardia.com, www.elclarin.com

Cortesía El Clarín